10 poderosos salmos que debes orar regularmente

Una de las fuentes más importantes de palabras para alabanza, adoración, acción de gracias y necesidad proviene del libro de los Salmos.

Spread the love

(miComunidad.com) 10 poderosos salmos que debes orar regularmente. Dios ha hecho mucho en mi vida, y estoy seguro también en la tuya. A veces me cuesta encontrar las palabras para expresar mi adoración y adoración, especialmente en la oración. ¿Cómo expreso mi gratitud al Único Dios Verdadero por Sus abundantes bendiciones? En tiempos de angustia, ¿qué digo para transmitir mi dolor? Cuando llego a mi último gramo de fuerza, ¿cómo comunico mi necesidad a mi Padre?

Una de las fuentes más importantes de palabras para alabanza, adoración, acción de gracias y necesidad proviene del libro de los Salmos. El libro de los Salmos es uno de los dos únicos libros de la Biblia construidos como una compilación. El segundo es Proverbios.

Los instrumentos musicales a menudo acompañaban los salmos, convirtiéndolos en los himnos del pueblo de Dios. Jesús cantó salmos con sus discípulos la noche antes de su muerte. Los salmos fueron cantados regularmente por la congregación y levantados por individuos en adoración e intercesión. Así como los israelitas rezaron los salmos, también podemos usarlos regularmente para adorar a Dios y reforzar nuestras oraciones.

Hay varias maneras de usar salmos en nuestras oraciones. Comience leyendo un salmo y meditando sobre su propósito. Considere si el salmo se entiende como adoración, acción de gracias, o es un lamento de tristeza, o un grito de liberación. Luego, haz de las palabras tus palabras. Intenta insertar tu nombre para crear un salmo personal. No importa tu situación, hay un salmo para cada necesidad.

Ya sea que luches o no para encontrar las palabras para orar, aquí hay 10 salmos poderosos para orar con regularidad:

10 poderosos salmos que debes orar regularmente
10 poderosos salmos que debes orar regularmente

1. Para alabar – Salmo 30:4-5

¡Canten al Señor, ustedes los justos! Alaben su santo nombre. Pues su ira dura solo un instante, ¡pero su favor perdura toda una vida! El llanto podrá durar toda la noche, pero con la mañana llega la alegría.

Salmo 30:4-5 NTV

David escribió este salmo para la dedicación de su palacio y, sin embargo, no hay ninguna referencia a la estructura; Solo alabanza por todo lo que Dios había hecho. David invita a la congregación a unirse a él en esta alabanza, y él también nos invita a nosotros. Use este salmo en oración para dar gracias por la paciencia de Dios y su fidelidad. Aunque sufrimos el dolor como consecuencia de nuestro pecado, como lo hizo David, será breve comparado con la alegría en el horizonte.

2. Confiar en Dios – Salmo 37:2-3

Confía en el Señor y haz el bien; entonces vivirás seguro en la tierra y prosperarás. Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón.

Salmo 37:2-3 NTV

A veces el mal abunda en medio de nosotros. Puede que no entendamos por qué las personas malvadas prosperan y nosotros luchamos. Rezar las palabras de este salmo nos recuerda que Dios es fiel y debemos confiar en que Él traerá justicia. Mientras tanto, continuamos haciendo el bien y deleitándonos con la verdad de su amor. 

3. Orar por la liberación – Salmo 40:1-2

Con paciencia esperé que el Señor me ayudara, y él se fijó en mí y oyó mi clamor. Me sacó del foso de desesperación, del lodo y del fango. Puso mis pies sobre suelo firme y a medida que yo caminaba, me estabilizó.

Salmo 40:1-2 NTV

Este salmo nos recuerda la fidelidad de Dios para ser nuestra ayuda y nuestro Libertador. Cuando estamos desesperados y no vemos el futuro, rezar este salmo nos anima a confiar en el Señor y tener la seguridad de que Él escucha nuestras oraciones y peticiones.

4. Orar por protección – Salmo 46: 10-11

Quédense quietos, reconozcan que yo soy Dios. ¡Yo seré exaltado entre las naciones! ¡Yo seré enaltecido en la tierra! El Señor Todopoderoso está con nosotros; nuestro refugio es el Dios de Jacob.

Salmo 46:10-11 NVI

Las primeras palabras de este salmo declaran la protección de Dios. Es un refugio y fortaleza. No importa lo que pase, Dios está en control. Rezar este salmo por los momentos en que tememos nos da esperanzas de aguantar porque sabemos que al final Él será exaltado. Todo lo que tenemos que hacer es estar quietos y esperar que Él se mueva.

5. Para orar cuando estés abrumado – Salmo 55:22

Encomienda al Señor tus afanes, y él te sostendrá; no permitirá que el justo caiga y quede abatido para siempre.

Salmo 55:22 NVI

Puedes rezar este salmo cuando el mundo se sienta abrumador. Cuando el mundo se siente pesado, y sus cargas son muchas, este salmo enfatiza la fortaleza y protección de Dios. Darle a Dios nuestras preocupaciones y confiar en Su protección nos impide ser arrojados de un lado a otro entre el miedo y la ansiedad. Podemos mantenernos firmes sin importar la situación y no ser movidos.

6. Adorar a Dios por todo lo que ha hecho – Salmo 103:1-2

Alaba, alma mía, al Señor; alabe todo mi ser su santo nombre. Alaba, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno de sus beneficios.

Salmo 103:1-2 NV

David es el autor de este salmo, aunque sus circunstancias no están claras. Siempre tuvo motivos para alabar. David no está diciendo aquí que podría bendecir a Dios, sino que honra y bendice a Dios cuando lo alabamos con todo lo que tenemos. Al igual que David, tenemos muchas razones para glorificar a Dios. Intente rezar todo este salmo como adoración por todo lo que Dios hace en nuestras vidas.

7. Para dar gracias por su misericordia – Salmo 106:1

¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor! Den gracias al Señor, porque él es bueno; su gran amor perdura para siempre.

Salmo 106:1 NVI

Este salmo se refiere al amor de pacto leal de Dios, o la misericordia. Los versículos que siguen en este salmo recuentan los detalles de las personas desobedientes de Dios y cómo Él tuvo misericordia de ellos. Deambularon y olvidaron a menudo de quiénes eran. Adoraron ídolos y se volvieron contra la voluntad de Dios. Probablemente podamos decir lo mismo. Sin embargo, Él escuchó su clamor y Él escucha el nuestro. Rezar este salmo nos recuerda el amor y la misericordia de Dios, aunque nos apartemos de su voluntad y protección.

8. Dar gracias por las oraciones contestadas – Salmo 116:1-2

Yo amo al Señor porque él escucha mi voz suplicante. Por cuanto él inclina a mí su oído, lo invocaré toda mi vida.

Salmo 116:1-2 NVI

Sabemos que Dios responde las oraciones y el salmista aquí da gracias y agradece todo lo que ha recibido a través de la oración contestada. Cerca de la muerte, según el salmo, gritó, y Dios escuchó y fue salvo. Levantar este salmo en oración da gracias a Dios por las oraciones contestadas y nos recuerda su fidelidad.

9. Ofrecer gratitud por la Palabra de Dios – Salmo 119:1

Dichosos los que van por caminos perfectos, los que andan conforme a la ley del Señor.” 

Salmo 119:1 NVI

Este salmo es el capítulo más largo de la Biblia y se enfoca casi por completo en la palabra de Dios, conocida como una “lámpara para mis pies”. Las Escrituras son una parte central de la vida de cada cristiano y rezar este salmo, incluso en parte, nos da una oportunidad dar gracias por la palabra de dios.

10. Para recordar que Dios nos hizo – Salmo 139:14

¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien!“. 

Salmo 139:14 NVI

Escrito por David, este salmo nos recuerda que Dios está en todas partes y que Él nos creó exactamente para ser quienes somos. Considera el milagro del cuerpo humano o el esplendor de la creación. Cada parte de nuestros cuerpos trabaja perfectamente unida por diseño. La única respuesta al saber que el Creador nos hizo específicamente es la adoración y la adoración.

Estos son solo algunos salmos que puedes rezar regularmente. Hay 150 salmos que contienen más de 2,500 versos escritos por David, Moisés, Salomón y muchos santos sin nombre. Les insto a que exploren los Salmos y encuentren las palabras para sus oraciones en las canciones del pueblo de Dios.

Fuente: iBelieve.com
Tamela Turbeville  desea que todas las mujeres con un pasado difícil sepan que Dios las ama. Ella es esposa de Richard y madre de tres hijos adultos y dos hermosas nueras. Cuando hace lo que más le gusta: estudiar la Palabra de Dios, leer y escribir, está rodeada por sus seis perros de rescate en su pequeña oficina en el sur de Arkansas. Comenzó a escribir una sola palabra para escribir y compartir cómo Dios ama lo que no se puede amar y puedes leer más sobre Tamela, su viaje y su familia en www.livingoneword.com , en Facebook e Instagram.

Facebook Comments

Spread the love