Romanos 9:22 ¿Qué son “los vasos de ira”?

Romanos 9:22 ¿Qué son “los vasos de ira”?

- in Preguntas sobre Romanos
588
0
Romanos 9:22 ¿Qué son “los vasos de ira”?Romanos 9:22 ¿Qué son “los vasos de ira”?
Romanos 9:22 ¿Qué son “los vasos de ira”?

Recurso recomendado:

Carta a los Romanos: : (Justificación por la Fe, Salvación, Perdón, Reconciliación y Amor de Dios por Nosotros) (Libros Sobre El Mensaje de 1888) de Ellet J Waggoner (Autor)

Romanos 9:22 ¿Qué son “los vasos de ira”?
Romanos 9:22 ¿Qué son “los vasos de ira”?

(miComunidad.com) Romanos 9:22 ¿Qué son “los vasos de ira”? En Romanos 9, Pablo trata de la soberanía de Dios en la elección, describiendo a Dios como un alfarero que trabaja con barro: “¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra? ¿Y qué, si Dios, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia los vasos de ira preparados para destrucción, y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria?” (Romanos 9:21-23). Los vasos de ira se contrastan con los vasos de misericordia; un conjunto está programado para la destrucción y el otro para la gloria.

Hagamos un repaso rápido de la carta a los Romanos: Pablo destaca la necesidad que todos tienen de la justicia de Dios (Romanos 1-3) y cómo Dios proveyó para que la humanidad tuviera esa justicia por Su gracia a través de la fe en Jesucristo. Este regalo está disponible por el sacrificio de Jesús en la cruz (Romanos 3-4). En Romanos, Pablo también describe los resultados para todos los que han recibido la gracia de Dios (Romanos 5-8) y proporciona evidencia de la confiabilidad de Dios en la forma en que brinda salvación a judíos y gentiles (Romanos 9-11). Pablo concluye su carta destacando las responsabilidades de los creyentes para vivir con rectitud (Romanos 12-16). En Romanos 9:22 Pablo menciona vasos de ira preparados para destrucción, recordando a sus lectores que la historia no termina felizmente para todos.

Incluso mientras desafía a sus lectores a confiar en Dios, Pablo lamenta el hecho de que muchos de sus compatriotas (israelitas) eran incrédulos (Romanos 9:1-5). Pablo explica, sin embargo, que este triste estado de cosas no fue un fracaso de Dios o de Su Palabra (Romanos 9:6). Dios había prometido que los descendientes de Abraham serían bendecidos, pero había escogido la línea de Abraham a través de Isaac y luego de Jacob (Romanos 9:7–13). No todos los que vendrían de Abraham serían bendecidos a través de esa promesa específica. Dios ciertamente había prometido bendición para todas las familias de la tierra a través del descendiente específico de Abraham (Génesis 12:3)—Jesucristo—pero las promesas acerca de una nación grande y bendecida serían para los descendientes de Abraham, Isaac y Jacob. La pregunta es si Dios tiene el derecho de elegir a quién bendecirá y cómo. Si Dios es soberano, entonces debemos confiar en Él como Aquel que sabe cómo liberarnos. Pero Pablo introduce la idea en Romanos 9:22 de que hay vasos de ira preparados para destrucción. No todos confiarán en Él.

Si Dios tiene el derecho de elegir quién será bendecido y cómo, entonces algunos podrían cuestionar si Dios es injusto al no garantizar el mismo resultado para todos. Pablo aborda esta pregunta en Romanos 9:14-18, explicando que Dios tiene el derecho (como Creador) de tener misericordia de quien Él tendrá misericordia y el derecho de endurecer a quien Él endurecerá (Romanos 9:18). Pablo cita los tratos de Dios con Faraón en Éxodo como ejemplo.

Luego, Pablo anticipa la pregunta de cómo Dios puede responsabilizar a las personas si, en última instancia, Él está tomando este tipo de decisiones (Romanos 9:19). En lugar de responder directamente, Pablo apela a la soberanía de Dios como Creador y dueño de lo que Él ha creado (Romanos 9:20-21). La alfarería no cuestiona el derecho del alfarero a moldearla de una manera particular. El alfarero tiene derecho a hacer del barro lo que quiera. Pablo elabora haciendo una serie de preguntas: ¿Y si Dios, que tiene el poder de juzgar y ejercer Su autoridad, fue paciente con los vasos de ira preparados para destrucción (Romanos 9:22)? ¿Tiene Dios el derecho de ser paciente? ¿O está restringido en Su habilidad para mostrar misericordia y paciencia? Dios tiene ese derecho sin restricciones.

Algunos han luchado con la declaración de Pablo de que hay vasos de ira preparados para destrucción. Algunos incluso han llegado a la conclusión de que él está enseñando una doctrina a menudo llamada la doble elección: que Dios elige a los que no serán salvos de la misma manera que elige a los que serán salvos. Pero, como dijo Pablo en 1 Corintios 4:6, no debemos ir más allá de lo que está escrito. Debemos tener cuidado al hacer inferencias cuando un versículo no es explícito.

En el caso de los vasos de la ira, Pablo plantea una hipótesis, un “qué pasaría si”, para recordar a los lectores que Dios tiene el derecho de tomar tales decisiones si así lo desea. Pero Pablo no llega a afirmar que Dios está tomando tales decisiones. El punto de Pablo es que Dios tiene el derecho de tener misericordia de quien Él elija y endurecer a quien Él elija (Romanos 9:18), pero eso es diferente de afirmar que Dios elige a algunos para no ser salvos. Paul no está abordando esa pregunta; él está haciendo un punto sobre la autoridad soberana de Dios. Entonces, si alguien no está recibiendo una bendición porque Dios no le prometió esa bendición, ni Dios ni Su Palabra han fallado. Si Él es en verdad el Creador, Él tiene el derecho de bendecir a quien Él quiera, y Él tiene el derecho de endurecer a quien Él quiera. Si Él es el Alfarero, la forma en que Él trata con los vasos de ira preparados para destrucción es Su prerrogativa.

Recurso recomendado:

Carta a los Romanos: : (Justificación por la Fe, Salvación, Perdón, Reconciliación y Amor de Dios por Nosotros) (Libros Sobre El Mensaje de 1888) de Ellet J Waggoner (Autor)

About the author

miComunidad.com es un ministerio de siervos dedicados y capacitados que desean ayudar a otros en su comprensión de Dios, las Escrituras, la salvación y otros temas espirituales. Somos cristianos, protestantes, evangélicos, teológicamente conservadores y no confesionales. Nos vemos a nosotros mismos como un ministerio para eclesiástico, que acompaña a la iglesia para ayudar a las personas a encontrar respuestas a sus preguntas relacionadas con la espiritualidad.

Leave a Reply

You may also like

Génesis 4:14 ¿A quién temerá Caín después de matar a Abel?

Génesis 4:14 ¿A quién temerá Caín después de