¿Quién es Satanás en la Biblia?

Satanás es descrito como el "dios de este siglo" (2 Corintios 4:4) y tiene dominio sobre el mundo y su sistema (Juan 12:31; 1 Juan 5:19), pero su autoridad no durará para siempre.

Spread the love
  • 38
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    39
    Shares

(miComunidad.com) ¿Quién es Satanás en la Biblia? Satanás es descrito en la Biblia como un enemigo angelical de Dios y, por extensión, el enemigo y oponente de aquellos que siguen a Dios. Aunque todo lo que Dios creó era bueno (Génesis 1:31), Satanás decidió rebelarse contra el Señor, y muchos otros ángeles siguieron su rebelión (Ezequiel 28:15; Isaías 14:12-17). Satanás tentó a Eva a pecar en el jardín del Edén, y Adán la siguió al pecado, hundiendo a toda la raza humana en una maldición (Génesis 3:16-19; Romanos 5:12). Representado como una serpiente y un dragón en la Biblia (Génesis 3:1; Apocalipsis 12:9), Satanás es un asesino y el padre de la mentira. Promueve doctrinas falsas y astutamente busca mantener a los incrédulos en esclavitud espiritual (Juan 8:44; 2 Corintios 4:4; 11:14; 1 Timoteo 4:1).

¿Quién es Satanás en la Biblia?

Hay muchas cosas que se dicen en la Biblia sobre Satanás, pero es importante establecer también lo que no se dice de él. Existen muchos conceptos erróneos con respecto al diablo, incluidos los siguientes:

• Satanás no es un ser personal, sino que es solo una fuerza del mal.
• Es igual a Dios, creando así una forma de dualismo.
• Reside y es el gobernante del infierno.
• Puede hacer lo que le plazca.
• Es omnipresente.
• Recibió un rescate de Jesús cuando Jesús murió en la cruz.

Todos estos puntos de vista son incorrectos y no se encuentran en las Escrituras. Las ideas falsas sobre Satanás provienen de una variedad de fuentes. Por ejemplo, la creencia de que el diablo es igual a Dios y es Su opuesto proviene del dualismo en el zoroastrismo. Orígenes teorizó la creencia de que Jesús murió para pagar un rescate al diablo. El paraíso perdido de John Milton, no la Biblia, describe a Satanás como el rey del infierno (I:261-263).

Con respecto a Satanás, la Biblia brinda la siguiente información:

• Satanás es un ser personal, con mente, emociones y voluntad (Job 1; Mateo 4:1–12).
• Es un ser creado y no es igual a Dios (Ezequiel 28:15).
• Satanás no gobierna el infierno. El infierno fue creado como un castigo para Satanás y sus demonios (Mateo 25:41). Satanás tampoco vive en el infierno, ya que la Biblia describe cómo puede entrar al cielo y vagar por la tierra (Job 1:6–7).
• El diablo solo puede hacer lo que Dios permite (Job 1:12).
• Satanás no es omnipresente. Pero sí supervisa una horda de demonios, llamados “Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales.” (Efesios 6:12). Utiliza esta red para tentar y engañar a la gente.
• Trabaja activamente para anular el efecto de la Palabra de Dios en el corazón de las personas (Mateo 13:3–4, 19), y ciega el intelecto de aquellos que no creen para que no puedan entender el evangelio (2 Corintios 4:4).

La Biblia describe cómo los cristianos deben tener en cuenta los planes de Satanás: “Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar.” (1 Pedro 5:8). Los creyentes deben resistirlo con seriedad, vigilancia y firmeza, conscientes de la realidad de sus planes para tentarnos a hacernos infructuosos para el Señor (2 Corintios 2:11). Cuando es tentado, el creyente debe someterse al Señor y resistir al diablo, y Satanás huirá (Santiago 4:7).

Además de ser un tentador, Satanás también es “el acusador de nuestros hermanos” (Apocalipsis 12:10). Le gusta enumerar los muchos pecados de los creyentes, pero el Señor Jesús, nuestro Abogado, derrota las acusaciones porque ha pagado el precio por nuestros pecados (1 Juan 2:1–2). Los cristianos pueden estar seguros de su salvación porque Jesús ha hecho la obra por nosotros a través de Su muerte y resurrección (Efesios 2:8–9).

Satanás es descrito como el “dios de este siglo” (2 Corintios 4:4) y tiene dominio sobre el mundo y su sistema (Juan 12:31; 1 Juan 5:19), pero su autoridad no durará para siempre. Durante la tribulación, el diablo engañará a las masas y levantará para sí mismo al Anticristo, que gobernará durante siete años (Apocalipsis 13:5-8). Dado que Satanás siempre ha querido que la gente lo adore como Dios, esto también será parte de su engaño, ya que muchos adorarán a Satanás en ese momento (Apocalipsis 13:4). También intentará destruir el remanente de Israel, pero no tendrá éxito (Apocalipsis 12:13–16). Al final de la tribulación, Jesús regresará, destruirá al Anticristo y al falso profeta, y encarcelará a Satanás durante 1,000 años (Apocalipsis 19:19–20; 20:1–3). Después de ese tiempo, Satanás será liberado y liderará una última rebelión (Apocalipsis 20:7-9); entonces Satanás finalmente será arrojado al lago de fuego, para ser atormentado para siempre por su rebelión y obras de maldad (Apocalipsis 20:10). El dominio de Satanás sobre el mundo puede parecer inexpugnable, pero el diablo no puede resistir el poder de nuestro Salvador y Señor Jesucristo.

Recurso recomendado: God’s Devil: The Incredible Story of How Satan’s Rebellion Serves God’s Purposes by Erwin Lutzer

Facebook Comments

Spread the love
  • 38
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    39
    Shares