¿Qué iglesia es la verdadera iglesia?

Es fácil caer en la trampa de la idea de que una denominación en particular dentro del cristianismo es "la verdadera iglesia", pero este punto de vista es un malentendido de las Escrituras.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

(miComunidad.com) ¿Qué iglesia es la verdadera iglesia? ¿Qué iglesia, es decir, qué denominación del cristianismo, es la “verdadera iglesia”? ¿Qué iglesia es la que Dios ama, aprecia y por la que murió? ¿Qué iglesia es su novia? La respuesta es que ninguna iglesia o denominación visible es la verdadera iglesia, porque la novia de Cristo no es una institución, sino que es una entidad espiritual compuesta por aquellos que por gracia a través de la fe han sido puestos en una relación cercana e íntima con el Señor Jesucristo (Efesios 2:8–9). Esas personas, sin importar en qué edificio, denominación o país se encuentren, constituyen la verdadera iglesia.

¿Qué iglesia es la verdadera iglesia?
¿Qué iglesia es la verdadera iglesia?

En la Biblia, vemos que la iglesia local (o visible) no es más que una reunión de creyentes profesantes. En las cartas de Pablo, la palabra iglesia se usa de dos maneras diferentes. Hay muchos ejemplos del uso de la palabra iglesia para referirse simplemente a un grupo de creyentes profesantes que se reúnen regularmente (1 Corintios 16:9; 2 Corintios 8:1; 11:28). Vemos la preocupación de Pablo, en sus cartas, por las iglesias individuales en varias ciudades a lo largo de su viaje misionero. Pero también se refiere a una iglesia que es invisible, una entidad espiritual que tiene una comunión cercana con Cristo, tan cerca como una novia de su esposo (Efesios 5:25, 32), y del cual Él es la cabeza espiritual (Colosenses 1:18; Efesios 3:21). Esta iglesia está formada por un grupo de personas sin nombre ni especificación (Filipenses 3:6; 1 Timoteo 3:5) que tienen a Cristo en común.

La palabra iglesia es una traducción de la palabra griega ekklesia, que significa “una asamblea convocada“. La palabra describe a un grupo de personas que han sido llamadas a salir del mundo y apartadas para el Señor, y siempre se usa, en su forma singular, para describir un grupo universal de personas que conocen a Cristo. La palabra ekklesia, cuando está pluralizada, se usa para describir grupos de creyentes que se reúnen. Curiosamente, la palabra iglesia nunca se usa en la Biblia para describir un edificio u organización.

Es fácil caer en la trampa de la idea de que una denominación en particular dentro del cristianismo es “la verdadera iglesia“, pero este punto de vista es un malentendido de las Escrituras. Al elegir una iglesia para asistir, es importante recordar que una reunión de creyentes debe ser un lugar donde aquellos que pertenecen a la verdadera iglesia (la entidad espiritual) se sientan como en casa. Es decir, una buena iglesia local defenderá la Palabra de Dios, la honrará y la predicará fielmente, proclamará el evangelio con firmeza y alimentará y cuidará las ovejas. Una iglesia que enseña herejía o se involucra en el pecado eventualmente será muy pobre (o completamente despojada) de aquellas personas que pertenecen a la verdadera iglesia: las ovejas que escuchan la voz del Pastor y lo siguen (Juan 10:27).

Los miembros de la iglesia verdadera siempre disfrutan de un acuerdo y comunión en torno a Jesucristo, como Él se revela claramente en Su Palabra. Esto es lo que se conoce como unidad cristiana. Otro error común es creer que la unidad de los cristianos es solo cuestión de ponerse de acuerdo unos con otros. El simple acuerdo por el simple hecho de estar de acuerdo no dice la verdad en amor ni estimula a los demás a la unidad en Cristo; más bien, anima a los creyentes a abstenerse de decir verdades difíciles. Sacrifica la verdadera comprensión de Dios en favor de una falsa unidad basada en un amor falso que no es más que la tolerancia egoísta del pecado en uno mismo y en los demás.

La verdadera iglesia es la esposa de Cristo (Apocalipsis 21:2, 9; 22:17) y el cuerpo de Cristo (Efesios 4:12; 1 Corintios 12:27). No puede ser contenido, amurallado o definido por nada más que su amor a Cristo y su dedicación a Él. La verdadera iglesia está, como dijo CS Lewis, “esparcida por todo el tiempo y el espacio y arraigada en la eternidad, terrible como un ejército con estandartes“.

Recurso recomendado: The Master’s Plan for the Church by John MacArthur

Facebook Comments

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •