¿Vio Moisés a Dios?

0
34
¿Vio Moisés a Dios?
¿Vio Moisés a Dios?

(miComunidad.com) ¿Vio Moisés a Dios? En Éxodo 33:20, Dios le dice a Moisés: “No podrás ver mi rostro; porque no me verá hombre, y vivirá“. Sin embargo, anteriormente, en Éxodo 33:11, leemos: “Y hablaba Jehová a Moisés cara a cara, como habla cualquiera a su compañero“. Estos textos parecen contradecir otras Escrituras que describen a varias personas “viendo” a Dios. ¿Cómo es que Moisés pudo hablar con Dios “cara a cara” si nadie puede ver el rostro de Dios y vivir? Además, ¿cómo concuerda esto con Juan 1:18?, que dice: “A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer”.

En Génesis 32:30, Jacob vio a Dios aparecer como un ángel. Él realmente no vio a Dios. Los padres de Sansón estaban aterrorizados cuando se dieron cuenta de que habían visto a Dios (Jueces 13:22), pero ellos sólo lo vieron aparecer como un ángel. Jesús era Dios encarnado (Juan 1:1,14) así que cuando la gente lo veía, ellos veían a Dios. Por lo que, sí, Dios puede ser “visto” y mucha gente ha “visto” a Dios. Al mismo tiempo, nadie jamás ha visto a Dios revelado en toda Su gloria. En nuestra caída condición humana, si Dios se revelara totalmente a nosotros, seríamos consumidos y destruidos. Por esta razón, Dios mismo se oculta y aparece en formas en las cuales podemos “verlo”. Sin embargo, esto es diferente a ver a Dios en todo el despliegue de Su gloria y santidad.

En Éxodo 33:18, Moisés le pide a Dios: “Te ruego que me muestres tu gloria. Y le respondió: Yo haré pasar todo mi bien delante de tu rostro, y proclamaré el nombre de Jehová delante de ti; y tendré misericordia del que tendré misericordia, y seré clemente para con el que seré clemente. Dijo más: No podrás ver mi rostro; porque no me verá hombre, y vivirá. Y dijo aún Jehová: He aquí un lugar junto a mí, y tú estarás sobre la peña; y cuando pase mi gloria, yo te pondré en una hendidura de la peña, y te cubriré con mi mano hasta que haya pasado. Después apartaré mi mano, y verás mis espaldas; mas no se verá mi rostro” (Éxodo 33:18-23). Entonces, claramente, Moisés nunca vio verdadera o completamente a Dios.

Entonces, ¿qué quiere decir Éxodo 33:11 al decir que Dios y Moisés hablaron “cara a cara”? Ya que Dios es espíritu (Juan 4:24), Él no tiene verdaderamente un “rostro“. Éxodo 33:11 simplemente dice que Dios y Moisés tenían una relación cercana. Estaban en armonía el uno con el otro, al igual que los amigos cercanos. Dios y Moisés no estaban literalmente cara a cara, pero su relación y comunicación era muy parecida a dos personas que se hablaban como amigos cercanos.

Si bien Dios puede aparecer en forma humana (o en otra forma física) si quiere, Él es, en Su esencia, no un ser físico. Mucha gente en la Biblia fue testigo de teofanías o apariciones de Dios. Sin embargo, nadie, excepto Jesucristo (Juan 1:18), ha visto a Dios en toda Su gloria. Incluso los serafines en el cielo cubren sus ojos mientras adoran a Dios (Isaías 6: 1-4).

Recurso recomendado: Knowing God by J.I. Packer