Estudio Bíblico ¿Por qué el Purgatorio es una doctrina peligrosa?

La mayoría de las personas tienen un concepto diferente de lidiar con su culpa al confiar en la doctrina del “purgatorio.

0

Estudio Bíblico ¿Por qué el Purgatorio es una doctrina peligrosa?
Estudio Bíblico ¿Por qué el Purgatorio es una doctrina peligrosa?

(miComunidad.com) La mayoría de las personas tienen un concepto diferente de lidiar con su culpa al confiar en la doctrina del “purgatorio. Supongo que podría compararlo con un estudiante que trabaja en un proyecto para obtener “crédito adicional” para compensar algunas malas calificaciones. Lamentablemente, la doctrina del purgatorio proporciona una falsa esperanza porque no se basa en realidad, sino en la fantasía. El Catecismo de la Iglesia Católica define el purgatorio como una “purificación.

La incógnita es…¿Cuales el problema con este asunto? Bueno, el problema es que esta doctrina no está arraigada en las Escrituras. Y además de eso, invita a los pecadores a asumir que la sangre de Jesús y la cruz de Cristo no son suficientes para hacer que un creyente sea completamente santo a los ojos de Dios. El hombre necesita “más” purificación, o eso dice la línea equivocada de razonamiento.

La verdad es que los cristianos han sido limpios mediante el sacrificio de la cruz del Salvador Jesucristo hace 2000 años.

Esta completa limpieza fluye del milagro de la cruz. (1 Pedro 2: 24,25) Afortunadamente, cada cristiano ya está “sentado con Cristo en los reinos celestiales”. (Efesios 2: 6) La purificación completa del alma de un pecador ocurre en el momento en que se produce el nuevo nacimiento (Juan 3: 6,7) en el corazón de una persona a través de la fe en Cristo. (Juan 1:12; Juan 3:16)

“Hemos sido hechos santos mediante el sacrificio del cuerpo de Jesucristo de una vez por todas” (Hebreos 10:10). Esto nos muestra la palabra de Dios, no son cosas de hombres.

No es extraño que la Escritura advierta a los creyentes a tener cuidado con las doctrinas demoníacas.

Recordemos: “”El Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos abandonarán la fe y seguirán a los espíritus engañadores y a las cosas enseñadas por demonios … prohibirán a las personas casarse, etc.” (1 Timoteo 4: 1,3) ¡Y de todas las doctrinas peligrosas que se han conjurado a lo largo de los siglos, la doctrina del purgatorio es una verdadera farsa. Ya que El Espíritu Santo ciertamente no inventó la doctrina del purgatorio. La tercera Persona de la Trinidad nunca te guiará para agregar algo a la cruz en tu búsqueda para estar completamente limpio.

Hay distintas manera en que podríamos resumir la falsa doctrina del Purgatorio:

Comencemos: ¿GRACIA o ESPACIO? ¿En qué enfoque confiarás para una purificación completa ante Dios? ¿Cristo siendo castigado hasta la muerte en tu lugar, o siendo castigado después de la muerte para merecer una purificación extra por tus pecados? La Biblia nos proporciona la única manera en que un pecador se purifica ante Dios Todopoderoso: “Con un solo sacrificio Él ha hecho perfectos para siempre a los que se han hecho santos”. (Hebreos 10:14) ¿Podría ser más claro? El enfoque en el Nuevo Testamento siempre está en el castigo que Jesús soportó por nuestros pecados, y no en un supuesto castigo que un cristiano recibe en el “purgatorio”. Tal doctrina diabólica despoja a la cruz de Cristo de su gloria, mientras ignora el poder expiatorio completo de la sangre del Salvador para lavar por completo los pecados de un creyente. Con seguridad les puedo decir, que El purgatorio no es más que un mito seductor y engañoso. Si se dice la verdad, esta doctrina es “todo lo que se habla” y “no hay acción”, no hay purificación, y no hay purga de los pecados. ¿Y dónde deja eso a una persona que se ha ido a la tumba confiando en las falsas promesas del purgatorio? Cuando se trata de la vida, la muerte y la eternidad, no hay traspasos. “Está establecido que los hombres mueran una vez, y después el juicio”. (Hebreos 9:27) Aparte de las Escrituras, no sabríamos qué le sucede a un alma en el momento en que muere una persona. Solo la Palabra de Dios informa correctamente nuestra mente y nuestra conciencia sobre asuntos profundos. Para concluir, ¿en qué estoy confiando para ser puro a los ojos de Dios? ¿Estoy confiando solo en Cristo y en la sangre que derramó en la cruz por mis pecados? ¿O estoy planeando soportar algún castigo después de morir para ser “purificado” hasta el punto de la perfección completa? Si es así, tenga cuidado con lo que desea. Aquellos que están decididos a recibir el castigo por sus pecados deben darse cuenta de que las únicas personas que son castigadas después de la muerte son aquellos que serán castigados en el infierno para siempre. (Mateo 25:41). Seguramente no quedras pasar tu eternidad en el infierno, ¿correcto? Así que no te metas con la doctrina diabólica que arroja el siguiente concepto: “Un poco de castigo después de la muerte es bueno para el alma”. Sí claro. No lo creas ni por un segundo. Para finalizar “ la enseñanza del purgatorio es una bofetada en el rostro del Salvador porque orgullosamente proclama hacer algo que solo la sangre de Jesús tiene el poder de lograr. (Apocalipsis 1: 5)”.

Fuente: Christian Post

Estudio Bíblico ¿Por qué el Purgatorio es una doctrina peligrosa?

Facebook Comments

0