Qué significa cuando Dios dijo “Hagamos al hombre a nuestra imagen”

0
17
Qué significa cuando Dios dijo "Hagamos al hombre a nuestra imagen"
Qué significa cuando Dios dijo “Hagamos al hombre a nuestra imagen”

(miComunidad.com) Génesis 1:26: Qué significa cuando Dios dijo “Hagamos al hombre a nuestra imagen” Génesis 1 detalla el relato de la creación del Dios omnisciente, todopoderoso y soberano. Cuando Dios alcanza su acto creativo culminante, la formación de la vida humana, su redacción cambia del impersonal “hágase” a la expresión deliberada e íntima: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza“. El plan de Dios para los seres humanos incluía darles responsabilidades en la tierra: “Y tengan dominio sobre los peces del mar y las aves del cielo y sobre el ganado y sobre toda la tierra y sobre todo reptil que se arrastra sobre la tierra” (Génesis 1:26).

Los seres humanos, tanto hombres como mujeres, están hechos a imagen de Dios (Génesis 1:27; 5:1-3; 9:6; Santiago 3:9). “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”, dice Génesis 1:26 en Reina-Valera 1960. No evolucionamos de otras formas de vida inferiores. Fuimos creados directamente por Dios para representarlo en la tierra y tener dominio sobre todas las demás creaciones en Su nombre (Génesis 1:26-28).

Tener la imagen de Dios significa que estamos hechos para asemejarnos y representar a Dios en la tierra. A algunos cristianos les gusta decir que somos “imágenes de Dios“. Nuestra semejanza con Dios no es una semejanza física. En cambio, la semejanza de Dios denota nuestra capacidad para gobernar la creación y estar en relación con Dios y otros humanos y para ejercitar la razón, la inteligencia, el habla, la conciencia moral, la creatividad, la racionalidad y la elección. Desde el principio de los tiempos, Dios ha deseado bendecirnos y disfrutar de una estrecha comunión con nosotros, y por eso nos hizo como él.

Jesucristo, el Hijo de Dios, es la imagen preeminente y perfecta de Dios: “el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia” (Hebreos 1:3; ver también 2 Corintios 4:4; Colosenses 1:15). Ver a Jesús es ver al Padre (Juan 14:9). Conocer a Cristo es conocer a Dios. Jesucristo nos muestra lo que Dios quiso decir cuando dijo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen“.

La palabra hebrea original para “Dios” en Génesis 1 es el sustantivo masculino plural Elohim. Dios, nuestro Creador, eligió presentarse con un título en plural. En Génesis 1:26, la primera vez en la Biblia que Dios habla de sí mismo, usa los pronombres en plural Nosotros y Nuestro. Este pasaje no es el único caso en el que Dios se refiere a sí mismo en plural (ver Génesis 3:22; 11:7; y Isaías 6:8). Encontramos el plural Elohim más de 2.550 veces en la Biblia.

Sabemos por las Escrituras que hay un solo Dios, no hay otro Dios, y Él es uno (Deuteronomio 6:4; Isaías 45:5, 6, 18; Marcos 12:32; Gálatas 3:20; 1 Timoteo 2:5). Entonces, ¿cómo podemos entender la pluralidad de Su nombre Elohim junto con Su declaración, “Hagamos al hombre a Nuestra imagen?

Los eruditos de la Biblia presentan varias explicaciones posibles:

Algunos creen que en Génesis 1:26 Dios se refiere a sí mismo e incluye la asamblea celestial de ángeles, como en Job 1:6; 1 Reyes 22:19–20; y Salmo 89:5. Sin embargo, esta teoría se desmorona porque en ninguna parte de las Escrituras Dios dice que los ángeles fueron hechos a Su imagen o semejanza. Otra hipótesis sugiere que la forma plural se usa para transmitir dignidad y esplendor, un dispositivo del lenguaje llamado “plural de majestad“. Otros atribuyen el lenguaje plural a una técnica conocida como “plural de deliberación”, que se usa cuando un orador se consulta a sí mismo como lo hace el Señor en Isaías 6:8: “Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros?

La convicción de los padres de la iglesia primitiva fue que la declaración de Elohim, “Hagamos al hombre a Nuestra imagen“, comunica una expresión compleja y unificada de la Trinidad. La doctrina de la Trinidad sostiene que Dios es Uno en tres Personas: Dios el Padre; Dios el Hijo, Jesucristo nuestro Salvador; y Dios el Espíritu Santo. Aquí en Génesis 1:26, “Nosotros” y “Nuestro” indican a Dios el Padre hablando en la plenitud de Su poder creativo divino al Hijo y al Espíritu Santo. Una conversación similar entre la Deidad se ve en Génesis 3:22: “Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal”.

Solo los humanos son creados de manera única a imagen y semejanza de Dios, lo que los distingue de todos los demás seres terrenales. Fuimos hechos como Él para que pudiéramos estar en relación con Él, el único Dios trino.

Recurso recomendado: Created in God’s Image by Anthony Hoekema