¿Podríamos estar en la fase 2 de esta profecía de Ezequiel 37?

¿Podríamos estar en la fase 2 de esta profecía de Ezequiel 37?

- in Profecía Cristiana
512
Comentarios desactivados en ¿Podríamos estar en la fase 2 de esta profecía de Ezequiel 37?
¿Podríamos estar en la fase 2 de esta profecía de Ezequiel?¿Podríamos estar en la fase 2 de esta profecía de Ezequiel?
¿Podríamos estar en la fase 2 de esta profecía de Ezequiel?
¿Podríamos estar en la fase 2 de esta profecía de Ezequiel?

(miComunidad.com) ¿Podríamos estar en la fase 2 de esta profecía de Ezequiel? Hace unos dias, en el momento que Hali y yo estábamos en Israel con uno de nuestros queridos amigos pastores, el Pastor Hatim Jiryus, me pidió que compartiera la Reconexión con algunos de nuestros hermanos árabes israelíes que vivían en Galilea.

Pude sentir como el Espíritu Santo me guio a este verso Ezequiel 37, donde Dios dirige a su profeta a profetizar a la Casa de Israel.

Ezequiel 37: 1-14

Al leer y meditar en estas palabras, hay ciertos puntos clave que se destacan para mí. Primero, Dios le pide a Ezequiel que haga profecías con tres fases y directivas separadas:

1. A los huesos secos para formar carne y hueso y tendones; para volver a la vida.

2. Llamar a los cuatro vientos para liberar el aliento (el Espíritu Santo) en el pueblo judío.

3. Para declarar la resurrección del cuerpo.

Estos tres puntos específicos, es decir, mandatos separados de Dios como estratégicos para nuestra comprensión actual de la restauración física y espiritual de Israel, que quizás la división de ellos realmente nos ayude a comprender y procesar dónde estamos en el calendario de Dios para revelarnos sus planes de tiempo del fin.

Lo primero que debemos analizar, es que la profecía está llegando a su cumplimiento en que los huesos secos han sido reformados y traídos a la tierra. Creo que esta profecía se relaciona específicamente con la restauración física de Israel a la tierra, como nación y pueblo.

Incluso, es importante señalar que al final de esta primera directiva, los huesos se restauraron con carne y cuerpo, pero que no había entrado aliento. En esta primera profecía en los versículos 4-8, el Señor menciona la promesa del aliento varias veces, pero nuevamente en el versículo 8, Ezequiel declara que aún no estaba en ellos.

Dicho estándar de ida y vuelta también es cierto para el texto relacionado con la tierra, ya que no se menciona específicamente hasta el versículo 12, cuando el Señor dice que los traerá de vuelta a la tierra, que es un vínculo real con los primeros versículos de la primera profecía relacionados con la restauración física de Israel; específicamente porque ya está sucediendo y todavía está en proceso de cumplimiento cuando el pueblo judío regrese a su tierra natal.

Es de suma importancia para muchos poder entenderlo, ya que muchos creyentes han cuestionado esto: “Señor, ¿cómo pueden estar de vuelta en la tierra y no ser salvo todavía?” Necesitamos seguir y confiar en las palabras de Dios, en lo que se refiere a la restauración de Israel; Sus ideas y el tiempo, en lugar de nuestra propia comprensión. Especialmente con el renacimiento de Israel, ya que no todo es totalmente claro para nosotros hasta que tal vez realmente suceda, lo que podemos deducir acerca de la Fase 1, relacionada con el pueblo judío que regresa a la tierra desde las naciones; y parcialmente ahora cuando entramos más completamente en la fase 2, cuando los judíos son restaurados espiritualmente a través del Espíritu Santo y nacen de nuevo.

Dejame Explicar:

Analicemos, Si la Fase 1 se relaciona con los judíos que regresan a la tierra, pero todavía no había aliento en ellos; y la Fase 2 se relaciona con la respiración que se les está liberando. ¿No ha comenzado esto a suceder con el pueblo judío comenzando a despertar al Mesías nuevamente de una manera más grande, por primera vez en casi 1800 años?
Sin embargo, Esto nos lleva a la Fase 3, que se refiere a la resurrección de las almas cuando el Señor regrese. Obviamente, esto no ha sucedido todavía, pero el apóstol Pablo se refiere a esto en Romanos 11; que la restauración espiritual de Israel conducirá a esto (versículo 15).

El plan de gloria de Dios

Esto es a lo que llamo, el Plan de Gloria de Dios, donde en el capítulo anterior en Ezequiel (36: 22-28), el Señor declara claramente que Él se mostrará al mundo a través del despertar espiritual de Israel; que de hecho no será solo por ellos, sino por el santo nombre de nuestro Padre. Y es importante que comprendamos que las palabras y los convenios de Dios están en juego aquí y que este es Su plan para que su gloria sea revelada a través del despertar de Israel.

Todos necesitamos la reconexión ahora

En algún momento de nuestras vidas, cuando lees y estudias la escatología de la iglesia, te preguntas acerca de esto, como si Dios se ocupara de todo por sí mismo. Pero esto no es lo que dice la Escritura, ya que, de hecho, somos los elegidos para liberar la misericordia hacia ellos a través de lo que ya hemos recibido de nuestro Señor; acercarse a ellos y poder demostrar Su amor y Su presencia a través de nosotros, para que se sientan atraídos por los celos (Romanos 11). Tal como Pablo escribe a la iglesia con respecto al pueblo judío; “¿Cómo, pues, invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Cómo oirán sin un predicador? ¿Y cómo predicarán a menos que sean enviados? está escrito: ‘¡Cuán hermosos son los pies de aquellos que predican el evangelio de la paz, que traen buenas nuevas de las cosas buenas!.

Sin dudas, esta es la razón por la cual la Reconexión es tan importante para nosotros en este día. Es la parte final de la restauración de su iglesia, para que podamos cumplir con nuestro rol y llamado.

Recordemos que, hemos tenido los tiempos de los judíos y hemos tenido los tiempos de los gentiles. Ahora es el momento para ambos, para la reunificación en el nuevo hombre que, como Ezequiel, podemos cumplir nuestro llamado. Para permanecer en la brecha para la restauración de la iglesia, ella puede gritar: “¡Israel, ven fuera! Para invocar los cuatro vientos, para que el aliento de Dios sea lanzado a Israel y a las naciones

Fuente: Charisma Mag

Facebook Comments

You may also like

Judas 1:9 ¿Por qué dice Miguel: “El Señor te reprenda”?

Judas 1:9 ¿Por qué dice Miguel: “El Señor