Con comida donada, misioneros arrancan llanto de venezolanos en Roraima

Impedidos de llevar la ayuda directamente a los venezolanos por el cierre de la frontera, el grupo visita calles y refugios de Boa Vista.

Spread the love
  • 97
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    98
    Shares

(miComunidad.com) El drama de los niños venezolanos que huyen del hambre conmovió a un grupo de misioneros que está en Roraima para ayudar a los refugiados.

Impedidos de llevar la ayuda directamente a los venezolanos por el cierre de la frontera, el grupo visita calles y refugios de Boa Vista.

El domingo (24), la entrega de un sándwich a un niño de aproximadamente cinco años retrató el dolor que afecta a los hijos del hambre venezolana. Poco después de recibir el alimento, las lágrimas fueron de alegría al volver al refugio donde vive.

“El niño lloró cuando dio la primera mordida, mi corazón [lloró] mucho más”, contó la misionera identificada apenas como María Clara, en testimonio publicado en la página del grupo católico Alianza de la Misericordia, que organizó el viaje.

Con comida donada, misioneros arrancan llanto de venezolanos en Roraima
Con comida donada, misioneros arrancan llanto de venezolanos en Roraima

La niña fue encontrada en uno de los campamentos en Boa Vista donde viven refugiados de hasta 13 años. Ellos viven en tiendas de campaña y tienen derecho a sólo una comida en el día. Muchas madres y padres pasan la mayor parte del tiempo pidiendo limosnas o intentando algún dinero con la prostitución.

PADRE: “TENSIÓN, LLANTO Y HAMBRE” La misión en Roraima se llama Duc in Altum –que en traducción libre significa lanzarse a lo largo– y está formada por religiosos de Ceará y de São Paulo. El equipo cuenta con cinco sacerdotes y 28 misioneros. Llegaron a Roraima el pasado viernes (22) y encontraron la frontera en Pacaraima cerrada.

El padre José Vicente dos Santos, de la Diócesis del Crato (CE), clasifica la situación de los refugiados -en especial de los niños- como dramática. “El momento es de tensión, llanto y hambre, necesitamos realmente ayudar porque la situación está muy caótica”, dijo.

José Vicente cuenta otra situación marcada. Al llegar a Pacaraima, vio a un niño llorando y pidiendo agua. “Pero yo no podía bajar, el Ejército de [Nicolás] Maduro no dejaba entregar alimento o agua para ellos”, dijo.

“Hicimos una campaña, recaudamos muchos alimentos y trajimos para acá. Como no conseguimos entregar en la frontera -porque fue prohibido-, volvemos a Boa Vista y estamos distribuyendo”, explica.

El dice que intenta ayudar a los venezolanos a alimentarse, pero también espiritualmente. “La iglesia aquí de Roraima está acogiendo a los refugiados, pero son muchos, algunos están en la calle, estamos haciendo oraciones con ellos y, a continuación, entregando comida, son 200 calientes que estamos entregando por la noche.

En la capital, él cuenta que la ayuda fue efectiva. Las fotos enviadas al reportaje muestran la alegría de los niños al recibir alimentos y atención a los misioneros.

En la Iglesia San Agustín, en Boa Vista, los venezolanos se agrupan en un refugio. El equipo misionero reza en español.

Fuente: noticias.uol.com.br
Carlos Madero
Colaboración para el UOL, en Maceió

Facebook Comments

Spread the love
  • 97
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    98
    Shares