¿Es el Espíritu Santo Dios?

Finalmente, la Biblia describe al Espíritu Santo como una persona, no como una simple fuerza.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

(miComunidad.com) ¿Es el Espíritu Santo Dios? La respuesta corta a esta pregunta es, sí, el Espíritu Santo como se describe en la Biblia es completamente Dios. Junto con Dios el Padre y Dios el Hijo (Jesucristo), Dios el Espíritu es el tercer miembro de la Deidad o la Trinidad.

¿Es el Espíritu Santo Dios?
¿Es el Espíritu Santo Dios?

Aquellos que desafían la idea de que el Espíritu Santo es Dios sugieren que el Espíritu Santo puede ser simplemente una fuerza impersonal de algún tipo, una fuente de poder controlada por Dios, pero no una persona en sí misma. Otros sugieren que quizás el Espíritu Santo es solo otro nombre para Jesús, en forma de espíritu, aparte de Su cuerpo.

Sin embargo, ninguna de estas ideas se alinea con lo que la Biblia realmente dice acerca del Espíritu Santo. La Biblia describe al Espíritu Santo como una persona que ha estado presente con el Padre y el Hijo desde antes de que comenzara el tiempo. El Espíritu es parte integral de todas las cosas que Dios describe en la Biblia.

El Espíritu de Dios estuvo presente e involucrado en la creación (Génesis 1:2; Salmo 33:6). El Espíritu Santo conmovió a los profetas de Dios con las palabras de Dios (2 Pedro 1:21). Los cuerpos de aquellos en Cristo son descritos como templos de Dios porque el Espíritu Santo está en nosotros (1 Corintios 6:19). Jesús tenía claro que para “nacer de nuevo“, para convertirse en cristiano, uno debe nacer “del Espíritu” (Juan 3:5).

Una de las declaraciones más convincentes en la Biblia acerca de que el Espíritu Santo es Dios en Hechos 5. Cuando Ananías mintió sobre el precio de una propiedad, Pedro dijo que Satanás había llenado el corazón de Ananías para “mentirle al Espíritu Santo” (Hechos 5:3) y concluyó diciendo que Ananías había “mentido a Dios” (versículo 4). Las palabras de Pedro equiparan al Espíritu Santo con Dios; Él habló como si el Espíritu y Dios fueran uno y lo mismo.

Jesús les dijo a sus discípulos que el Espíritu Santo, el Ayudante, era diferente de Él mismo. El Padre enviaría al Ayudante, el Espíritu de verdad, después de que Cristo se fuera. El Espíritu hablaría a través de ellos acerca de Jesús (Juan 15:25; 16:7). Las tres personas que Jesús menciona son Dios mientras se distinguen unas de otras dentro de la Trinidad.

Los tres miembros de la Trinidad aparecen, juntos pero distintos, en el bautismo de Jesús. Cuando Jesús sale del agua, el Espíritu desciende sobre él como una paloma, mientras que la voz del Padre se escucha desde el cielo y dice que está complacido con su Hijo amado (Marcos 1:10–11).

Finalmente, la Biblia describe al Espíritu Santo como una persona, no como una simple fuerza. Él puede ser afligido (Efesios 4:30). Él tiene una voluntad (1 Corintios 12:4-7). Él usa su mente para buscar las cosas profundas de Dios (1 Corintios 2:10). Y Él tiene comunión con los creyentes (2 Corintios 13:14). Claramente, el Espíritu es una persona, al igual que el Padre y el Hijo son personas.

De hecho, la Biblia es inequívoca de que el Espíritu Santo es, de hecho, Dios, al igual que Jesucristo y el Padre son Dios.

Recurso recomendado: The Holy Spirit by Charles Ryrie

Facebook Comments

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •