Santiago 1:12 ¿Qué significa “Bienaventurado el varón que soporta la tentación”?

Santiago 1:12 ¿Qué significa “Bienaventurado el varón que soporta la tentación”?

- in Preguntas sobre Santiago
587
0
Santiago 1:12 ¿Qué significa “Bienaventurado el varón que soporta la tentación”?Santiago 1:12 ¿Qué significa “Bienaventurado el varón que soporta la tentación”?
Santiago 1:12 ¿Qué significa “Bienaventurado el varón que soporta la tentación”?

Recurso recomendado:

Comentario Sobre la Carta De Santiago de Varios (Autor)

(miComunidad.com) Santiago 1:12 ¿Qué significa “Bienaventurado el varón que soporta la tentación”? A menudo, cuando estamos pasando por una temporada difícil, los árboles no nos permiten ver el bosque. Perdemos de vista el panorama general. Santiago nos instó a abrir los ojos a la perspectiva de Dios para que podamos ver el propósito divino detrás de las pruebas que enfrentamos. Por eso escribió: “Dichoso el que resiste la tentación porque, al salir aprobado, recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido a quienes lo aman” (Santiago 1:12, NVI).

La palabra griega Santiago escogió (Makarios), traducida como “bienaventurado”, significa más que simplemente ser feliz o afortunado. Habla de alguien que ha sido muy favorecido con la gracia de Dios. El adjetivo describe un gozo interior que no se ve perturbado por las circunstancias externas porque proviene de descansar y confiar en el Señor (Romanos 15:13). Jesús usó el mismo término repetidamente a lo largo de las Bienaventuranzas para describir la vida de un ciudadano en el reino de Dios (Mateo 5:3-12). La vida de esta persona es bendecida y plena porque se vive bajo el gobierno del Rey y de acuerdo con los preceptos de Su reino.

El verbo resistir en Santiago 1:12 significa “enfrenta y soporta con valor, aguanta”. Santiago no está diciendo que experimentar una prueba sea una bendición en sí misma. En cambio, es la perseverancia a través de la prueba lo que trae el bendito regalo de Dios: “la corona de la vida”. Dios ha reservado una bendición extraordinaria para aquellos que le sirven fielmente y sufren por Él (2 Timoteo 4:8; 1 Pedro 5:4; Apocalipsis 3:11). Jesús mismo prometió dar la corona de la vida a aquellos que sufren persecución “hasta la muerte” (Apocalipsis 2:10). Las bendiciones obtenidas a través de las pruebas no son solo para el futuro distante sino también para el aquí y ahora. Cuando aceptamos los problemas desde el punto de vista del cielo, reconocemos las oportunidades de crecimiento personal y enriquecimiento espiritual que pueden producir en nosotros. Anteriormente en su carta, James escribió: “Amados hermanos, cuando tengan que enfrentar cualquier tipo de problemas, considérenlo como un tiempo para alegrarse mucho porque ustedes saben que, siempre que se pone a prueba la fe, la constancia tiene una oportunidad para desarrollarse. Así que dejen que crezca, pues una vez que su constancia se haya desarrollado plenamente, serán perfectos y completos, y no les faltará nada” (Santiago 1:2-4, NTV).

El autor de Hebreos consideró las pruebas como la forma en que Dios nos disciplina “para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad” (Hebreos 12:10). La disciplina es desagradable, pero “después produce una cosecha de justicia y paz para quienes han sido entrenados por ella” (versículo 11, NVI). Podemos perseverar a través de las pruebas con una actitud mejor y más positiva cuando mantenemos la meta final de Dios a la vista. El apóstol Pedro ofreció un incentivo similar para persistir: “Esto es para ustedes motivo de gran alegría, a pesar de que hasta ahora han tenido que sufrir diversas pruebas por un tiempo. El oro, aunque perecedero, se acrisola al fuego. Así también la fe de ustedes, que vale mucho más que el oro, al ser acrisolada por las pruebas demostrará que es digna de aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo se revele. Ustedes lo aman a pesar de no haberlo visto; y, aunque no lo ven ahora, creen en él y se alegran con un gozo indescriptible y glorioso” (1 Pedro 1:6-8, NTV).

El apóstol Pablo nos animó con el ejemplo a sobrevivir a través de las pruebas: “Más bien, en todo y con mucha paciencia nos acreditamos como servidores de Dios: en sufrimientos, privaciones y angustias; 5 en azotes, cárceles y tumultos; en trabajos pesados, desvelos y hambre. Servimos con pureza, conocimiento, constancia y bondad; en el Espíritu Santo y en amor sincero; con palabras de verdad y con el poder de Dios; con armas de justicia, tanto ofensivas como defensivas” (2 Corintios 6:4-7, NTV). Con la determinación enfocada con láser de un atleta olímpico, Pablo fijó su mirada en la meta de terminar la carrera y ganar el premio celestial (Filipenses 3:12-14; 1 Corintios 9:24–25; 2 Corintios 4:8-12; 11:23-27).

Mientras luchamos a través de las dificultades, haremos bien en recordar que “Bienaventurado el varón que soporta la tentación”. Dios está obrando en nosotros, impartiéndonos fuerza, carácter, perseverancia y gracias divinas mientras nos guía hacia la bendición final de la corona de la vida en nuestro hogar eterno con Él.

Recurso recomendado:

Comentario Sobre la Carta De Santiago de Varios (Autor)

About the author

miComunidad.com es un ministerio de siervos dedicados y capacitados que desean ayudar a otros en su comprensión de Dios, las Escrituras, la salvación y otros temas espirituales. Somos cristianos, protestantes, evangélicos, teológicamente conservadores y no confesionales. Nos vemos a nosotros mismos como un ministerio para eclesiástico, que acompaña a la iglesia para ayudar a las personas a encontrar respuestas a sus preguntas relacionadas con la espiritualidad.

Leave a Reply

You may also like

Génesis 4:14 ¿A quién temerá Caín después de matar a Abel?

Génesis 4:14 ¿A quién temerá Caín después de