VIDEO: ¿Tienen los palestinos derechos sobre la tierra de Israel?

 VIDEO: ¿Tienen los palestinos derechos sobre la tierra de Israel?(miComunidad.com) Es la tierra más disputada en la historia. Tanto judíos como palestinos dicen ser dueños de las tierras bíblicas de Judea y Samaria conocidas actualmente como Cisjordania. Los palestinos reclaman que sus ancestros han vivido allí por miles de años, mucho antes que los judíos. Pero, ¿está eso apoyado en la historia? A continuación, le damos un recuento de los hechos.

En 1969 la primera ministra israelí, Golda Meir, fue noticia con éste comentario: “No hay tal cosa de pueblo palestino. No es como si llegamos y los echamos fuera y tomamos posesión de su país. Ellos no existían”.

La declaración de Golda fue controversial, pero muchos líderes árabes e historiadores están de acuerdo con ella.

En 1937, el líder sirio, Awni Abdul-Hadi, declaró lo siguiente a la comisión Peel: “No hay tal país como Palestina. ‘Palestina’ es un término inventado por los sionistas. No aparece en la Biblia. Palestina es ajena a nosotros”.

Casi una década después, el historiador árabe, Philip Hitti concordó en su testimonio al comité angloamericano: “No hay tal cosa como Palestina en la historia, absolutamente no”.

En 1956, un representante saudí dijo ante la ONU que: “Es de conocimiento común que Palestina no es más que el sur de Siria”.

Más recientemente, el dictador sirio, Hafez al-Assad, dio este comentario al líder de la OLP, Yasser Arafat: “Nunca olvide éste punto: ‘No hay tal cosa como el pueblo palestino. No hay entidad Palestina… Palestina es una parte integral de Siria’”.

“Con la Comisión Peel de 1936, el gobierno británico ofreció, por primera vez, la división del terreno. La partición de Palestina a una palestina judía y una árabe. Todos éramos palestinos porque era la naturaleza de ésta unidad administrativa. Ahora, los palestinos se apoderan de esta nacionalidad como la nación de Palestina, pero no es correcto históricamente”, indica Danny Ayalon, fundador de The Truth About Israel.

Entonces, ¿cuál es la verdad histórica? ¿quiénes son los palestinos y cuáles son sus reclamos sobre la tierra de Israel? A continuación, lo explicamos:

Primer reclamo de derecho ancestral: “Los palestinos son cananeos”

Muchos árabes palestinos, incluyendo a Arafat, dicen ser descendientes de los cananeos. Un argumento conveniente pues los cananeos fueron los primeros habitantes conocidos de la tierra israelí.

Aun recientemente, en mayo de 2014, un vocero de la Autoridad Palestina declaró que “los palestinos han estado en la tierra por cinco mil años”, pero la historia muestra que no hay forma que los palestinos se relacionen a los cananeos.

Esto pues los cananeos fueron totalmente borrados por los israelitas en el siglo XIII a.C. Los pocos que quedaron asimilaron la cultura judía.

Los palestinos también dicen que los antiguos filisteos son sus ancestros. Y es verdad que ellos tomaron su nombre de la tribu de Goliat. ¿pero, realmente comparten su ADN?

“Los palestinos son filisteos”

Los filisteos fueron marineros que llegaron de creta, la más grande de las islas griegas.

“Los filisteos obtuvieron su nombre de la palabra hebrea ‘plishtim’ que significa invasores. Palestina significa tierra invadida. ¿Por qué deberíamos llamarla así?”, comenta Eliezer Ben-Yehuda, historiador judío.

Cuando los filisteos invadieron Israel en el siglo XII a. C., se mantuvieron cerca de la costa mediterránea. Nunca se establecieron en Jerusalén, Hebrón o Jericó: las ciudades que hoy son reclamadas por los palestinos.

Para el siglo VII a. C., los filisteos fueron conquistados por los asirios, luego por los babilonios y de ahí, desaparecieron de la historia. Los expertos dicen que actualmente nadie puede comprobar su linaje filisteo. Si los palestinos desean hacerlo, tendrían que reconocer que su tierra ancestral no es Israel, sino la isla griega de Creta.

Los palestinos quizás no recibieron su ADN de los filisteos, pero sí su nombre.

Cuando el emperador romano Adriano conquistó Jerusalén en 135 d.C., estaba decidido a erradicar incluso la memoria de los judíos y borrar su conexión a la tierra de Israel.

Entonces, Adriano renombró la región de sus enemigos históricos como: “siria palestina”, la traducción al latín de “filisteo”.

Entonces, si no son cananeos y no son filisteos, ¿quiénes son los palestinos?

Biológicamente, ellos comparten su ADN con los saudíes, iraquíes, sirios y jordanos, o sea son árabes.

“Nunca en la historia hubo una nación palestina o un estado palestino. En ese tiempo, nadie pensaba en los palestinos, todos eran árabes”, comenta Ayalon.

El Monte del Templo es el sitio más santo del Judaísmo y el tercero del Islam. La tradición musulmana dice que Mahoma viajó a la mezquita Al-Aqsa en su famoso “viaje nocturno”. Y que esa tradición es la base por la que los palestinos reclaman Jerusalén.

El derecho religioso

Los árabes reclaman a Jerusalén como la ciudad islámica de “Al-Quds”, pero no hay registro de que el profeta Mahoma haya estado ahí, e incluso sus ejércitos no llegaron sino hasta cinco años después de su muerte.

La ciudad de Jerusalén no se menciona ni una vez en el Corán, mientras que la Biblia hebrea la menciona más de 600 veces. Durante la vida de Mahoma, fue una ciudad de poca importancia en el imperio bizantino.

Era una ciudad cristiana, sin una sola mezquita. Cuando los musulmanes conquistaron Jerusalén escogieron construir su mezquita en el Monte del Templo judío creyendo que era un sitio sagrado.

Ahí construyeron el Domo de la Roca y Al Aqsa: su nombre fue copiado de la historia del “viaje nocturno” en el Corán.

Varios eruditos musulmanes ubican la construcción de la mezquita alrededor del 690, mientras que Mahoma murió en 632.

Entonces, ¿cómo pudo el famoso “viaje nocturno” de Mahoma llevarlo a una mezquita en Jerusalén que no sería construida hasta después de su muerte? El Corán no menciona a Jerusalén, dice que el sueño de Mahoma lo llevó a Al-Aqsa, que significa literalmente el “lugar más lejano”.

Eruditos islámicos tempranos interpretaron que era un lugar celestial o el jardín de Alá. Todo eso cambió cuando el Islam evolucionó en una fuerza política.

Durante las cruzadas, el general musulmán Saladino cambió la tradición islámica para fortalecer el reclamo sobre Jerusalén. Él dijo que el viaje de Mahoma no fue al cielo, sino a la mezquita Al-Aqsa en Jerusalén. Hoy, el Monte del Templo judío es también el tercer sitio más sagrado del Islam…sólo después de las ciudades árabes de la Meca y Medina.

Los musulmanes creen que una vez reclamado un pedazo de tierra, pertenece para siempre al Islam.

Aun así, a inicios del siglo 20, líderes islámicos reconocieron la historia judía del Monte del Templo. En 1924, el Consejo Islámico Supremo publicó un folleto turístico sobre el Monte del Templo, el cual dice que “no hay disputa sobre la identidad del sitio del templo de Salomón. Éste también es el lugar, de acuerdo a la creencia universal, donde David construyó un altar al Señor”.

Además, describe la Cámara Subterránea, conocida como los establos de Salomón, diciendo: “Data probablemente de la construcción del Templo de Salomón”.

En 1927, un fuerte terremoto dañó la mezquita y durante la renovación, los arqueólogos analizaron la estructura. Encontraron vigas hechas de cedro del Líbano y ciprés que datan del siglo IX a.C.; por el tiempo del rey Salomón quien usó esos materiales para construir el Primer Templo judío.

Las excavaciones también descubrieron un baño ritual judío del Segundo Templo y un mosaico que se cree es parte de la Iglesia Bizantina.

La mayoría de historiadores concuerdan que los judíos llegaron primero, pero los árabes argumentan que estuvieron más tiempo. Y el llamado “derecho al retorno” ha sido un tema constante en cada cumbre de paz desde 1948.

Derecho al retorno

Desde las cruzadas hasta el siglo 19, la población árabe solo había crecido de 200 mil a 300 mil. El crecimiento árabe estaba estancado y los expertos en población dicen que podría haber seguido así excepto por algo: la llegada de los judíos.

Con las olas de migración judía iniciadas en 1882, los árabes empezaron a inundar palestina desde países vecinos y llegaron por dos motivos: Uno, para disfrutar de un mejor estatus de vida. Y dos, para luchar contra la inmigración judía que hizo posible ese nivel de vida. Para 1948, la población árabe era de 1.3 millones. El gobernador británico del Sinaí una vez dijo: “Es muy difícil crear un caso de la miseria árabe, si al mismo tiempo sus compatriotas de estados vecinos no pueden dejar de ir a compartir esa miseria”.

Algunos expertos dicen que, si los árabes palestinos desean un retorno legal a sus países de origen, deben volver a lugares como Egipto, Irak, Marruecos y Siria, no a Israel.

La frontera 1967

Hoy muchos líderes mundiales piden a Israel volver a sus fronteras de 1967, pero si observa la historia, esas fronteras no son de 1967, de hecho, ni siquiera son verdaderas fronteras.

“Las fronteras de la Ribera Occidental son líneas de armisticio creadas como resultado de la guerra de 1948. Al final de la batalla, fue ahí donde los ejércitos se detuvieron. Es así como, las llamadas “fronteras” de 1967 o de 1949 fueron creadas. Así que, en 1967, la línea de armisticio sirvió como frontera entre Israel y Jordania. El estado de Jordania se anexó la Ribera Occidental y se convirtió en parte de Jordania”, relata Ayalon.

Cuando Jordania ocupó la Ribera Occidental y Jerusalén oriental en 1949, los judíos fueron étnicamente limpiados de ambos lugares. Al menos 30 sinagogas fueron destruidas y los judíos sacados de sitios sagrados como el Muro de los Lamentos. Mientras los árabes palestinos que vivían allí automáticamente se convirtieron en ciudadanos jordanos. Entonces, Israel no puede regresar a “las fronteras del 67” por tres razones:

Uno, antes de 1967, la Ribera Occidental era controlada por Jordania, no por los palestinos. La anexión, por parte de Jordania, violó la ley internacional.

Dos, la tierra fue prometida legalmente a los judíos por el mandato británico de 1922.

Y tres, no había estado palestino en 1967 ni nunca… Como Golda Meir dijo una vez: “¿Cómo podemos devolver los territorios ocupados? No hay a quién devolvérselos”.

“El término “ocupación” es cuando usted toma algo que no es suyo o que es de alguien más. No es el caso de la Ribera Occidental. Si hubo muchas ocupaciones de la Ribera Occidental, empezando por los babilonios, los asirios, los griegos y los romanos, hasta los otomanes y los británicos. Llamar ‘ocupantes’ a los judíos a su propio hogar, es una parodia única de la historia. La Ribera Occidental nunca fue de los palestinos. De hecho, no hubo otro soberano sobre la Ribera Occidental más que los judíos”, concluye Ayalon.

Fuente: MundoCristiano.tv

Facebook Comments