VIDEO: Sobreviviente de “Lista de Schindler” relata su experiencia en el Holocausto

Al final de película “La Lista de Schindler” de 1993, los sobrevivientes colocan piedras sobre su tumba en Jerusalén, como recuerdo.

VIDEO: Sobreviviente de “Lista de Schindler” relata su experiencia en el Holocausto(miComunidad.com) La película “La Lista de Schindler” se destaca como uno de los filmes más conmovedores de la historia. Muestra cómo el empresario alemán, Óscar Schindler, salvó casi 12 mil judíos durante el holocausto. Ahora, durante un seminario celebrado en Jerusalén, líderes cristianos conocieron a uno de esos sobrevivientes.

Al final de película “La Lista de Schindler” de 1993, los sobrevivientes colocan piedras sobre su tumba en Jerusalén, como recuerdo.

Hoy, Ewa Ratz, es una de esas sobrevivientes. De niña en 1945, fue número 201 en la lista de Schindler y su madre, Fela, fue número 202.

“Cada vez que vengo aquí soy conmovida. Realmente él es mi sobreviviente. Ellos me preguntan en Polonia: ¿cómo sobreviviste el Holocausto? Yo digo: primero, el Dios Todopoderoso, segundo, mi mamá y tercero, claro, Óscar Schindler”, dice Ratz.

Ratz habló a líderes cristianos en el cementerio: “Amé a Óscar Schindler. Todos los amábamos. Realmente un ángel de misericordia. Sabíamos qué hacía y cuán difícil era hacerlo”.

Luego, Ratz habló del Holocausto y sobre la vida en el campamento, antes de conocer a Schindler.

“Los alemanes eran terribles. Veinticinco latigazos por detrás, casi a diario. Colgaban personas en un lugar alto, cada dos días, sin motivo alguno. Creo que Hitler y los nazis realmente los convencieron de que no eran humanos”, comenta Ratz.

Estos líderes vinieron como parte de un seminario dado por Yad Vashem y el Museo de la Biblia.

El Yad Vashem en Jerusalén, está dedicado a preservar la memoria del Holocausto para futuras generaciones. Pero también está comprometido a educar a la actual generación sobre los peligros del antisemitismo y el callar ante el mal.

“Pensamos en el Holocausto, y la iglesia estuvo en silencio. No debemos callarnos hoy”, dice Susanna Kokkonen, directora de Amigos Cristianos del Yad Vashem.

Kokkonen dirige el seminario de líderes cristianos.

“Este seminario es para líderes cristianos, para aprender más del antisemitismo, el Holocausto y la Israel de hoy. Al pensar en antisemitismo, pensábamos en el pasado, pero ahora, en años recientes, hemos visto cómo crece por todo el mundo. Entonces comprendemos de pronto que este tema es urgente y es muy importante para que los líderes entiendan qué ocurre”, comenta Kokkonen.

El seminario de diez días impactó profundamente a los líderes visitantes.

“Diría que este seminario ha cambiado mi vida. Ha sido un trayecto espiritual, intelectual y emocional. Realmente ha impactado mi perspectiva de la historia de los judíos. Estar aquí, conocer gente, sobrevivientes, ha sido muy conmovedor”, precisa el pastor Ed Muska.

El pastor Josh Phillips piensa llevar a casa una nueva pasión.

“Un amor por Israel y el pueblo judío que no sabía que tenía. No sabía que necesitaba. Un deseo de ser socio y activista por Israel y el pueblo judío”, comenta Phillips.

Pero, Kokkonen cree que muchos siguen en silencio.

“Veo el silencio de la Iglesia. Estamos callados sobre el antisemitismo. Muchos no sentimos que nos afecta. Podremos decir es feo, terrible, equivocado, pero no damos pasos concretos. Y ese mismo tipo de conspiración de silencio también existe con respecto a la persecución de cristianos”, comenta Kokkonen.

“Hoy estamos en el mismo bote, cristianos y judíos. Más cristianos mueren asesinados cada día en Oriente Medio y otros lugares, que judíos. Nos necesitamos. Hay un choque de civilizaciones”, expresa Ephraim Kaye, de Yad Vashem.

Ephraim Kaye ve como sucesos mundiales forjan un vínculo entre judíos y cristianos.

“Y ambos tenemos que trabajar juntos, porque esto es algo que nos afecta a todos. Debemos saber los peligros del Islam radical. Lo malo no se puede ignorar. No puede poner su cabeza dentro de la arena hoy, en especial después del Holocausto”, dice Kaye.

Por eso él ve el valor de estos seminarios.

“Cuando estamos en contacto con estos pastores evangélicos, nos da esperanza. Israelíes como judíos, viven aquí en Medio Oriente, en un vecindario complicado y no es fácil, pero nos dan mucho apoyo, mucho optimismo. Los abrazamos y ellos a nosotros. No podría ser mejor”, comenta Kaye.

Ratz concuerda.

“Quería que todos conocieran que Schindler no era judío. Él era cristiano y estoy segura que muchos cristianos harán lo mismo. Creo en los cristianos”, concluye Ratz.

Fuente: MundoCristiano.tv

Facebook Comments