Propiedades Curativas Y Medicinales Del Acanto

El Acanto. Nombre en inglés: Acanthus. Nombre científico: Acanthus mollis. Este cardo, tiene muchas hojas verdes gruesas y grandes en el suelo, con un nervio central grueso y jugoso. Las hojas se separaron con profundos cortes en los bordes; y mucho tiempo antes de que aparezca un tallo, de tres o cuatro pies de alto.

0

Propiedades Curativas Y Medicinales Del Acanto(miComunidad.com) Con flores de color blanco con capucha y abierta, y de pie con las cáscaras de color marrón, y una pequeña hoja indivisa, que tiene muchas raíces gruesas, negruzca y blanquecina por dentro, y lleno de savia pegajosa. Es una planta de jardín y flores en junio y julio; y que debería estar en todos los jardines.

La especie Acanthus mollis se desarrollará mejor en suelos con pH ácidoneutro o alcalino. Su parte subterránea crecerá con vigor en soportes con textura arenosafranca o muy arcillosa, éstos se pueden mantener generalmente secos o húmedos. Deberemos adecuar el riego buscando mantener un nivel de humedad en el suelo constante teniendo en cuenta la textura de éste, exposición al sol, humedad ambiental, temperatura, etc.

Un aspecto interesante a comentar es que soporta bien la sequía. En cuanto a sus necesidades lumínicas, podemos aseverar que es medianamente exigente, puede situarse en un lugar con semi-sombra o con exposición directa al sol indistintamente.

Nombres comunes del Acanto: acanto, ala de ángel, ala montesina, alas de ángel, alcanto, branca medicinal, branca ursina, carderona, carnera, carnerona, carneruna, flor de Argel, flor del faraón, giganta, gigante, gigantea, herba gigante, hierba calderona, hierba carderona, hierba cardonera, hierba carnerona, hierba de la culebra, hierba giganta, hierba gigante, hierba gigantina, lampazo, nazarenos, nazarenos de Andalucía, oreja de gigante, oreja gigante, yerba carderona, yerba giganta, yerba gigante y ácere.

Propiedades Curativas Y Medicinales Del Acanto

Propiedades del Acanto para la Salud

Enfermedades Cardiovasculares

En varios países de África occidental, donde esta planta es endémica, las hojas habrían sido utilizadas en el tratamiento de la hipertensión y disfunciones cardiacas. Los nigerianos utilizan las hojas, mientras que las personas en Geviya de Gabón hace uso de los brotes jóvenes se comen con sal para el tratamiento de las enfermedades del corazón. La hipertensión se trata dándole decocción de las hojas.

Enfermedad Respiratoria

Las hojas de Acanto en forma de té son utilizadas en el sudoeste de Nigeria para tratar la tos. Otra sociedad de África aboga por el uso de las hojas, la corteza y el tallo.

Problemas gastrointestinales

Las hojas maceradas se utilizan para inducir el vómito en niños. Las mujeres con dolor de estómago y nauseas se da en brotes tiernos cocinados con mantequilla de maní. Los dolores abdominales son aliviados por beber una decocción de las hojas. Las hojas y los tallos se utilizan para aliviar los dolores de gastritis aguda y se cree que es un antiácido.

Las hojas también se utilizan en el tratamiento de la hepatitis y la hepatomegalia en ciertas zonas de África.

Enfermedades inflamatorias e infecciosas

Se utiliza para el tratamiento de las condiciones inflamatorias por escarificación utilizando las espinas. Las raíces son aclamadas como un remedio eficaz para los abscesos, las raíces se pueden macerar y se aplican sobre los forúnculos.

Obstetricia y Ginecología

Mediante la adopción de las hojas maceradas por vía oral, se tratan las irregularidades menstruales. En Camerún usan las hojas para tratar la dismenorrea y en Nigeria usan las raíces para esto mismo. Los extractos de hojas de acanto se utilizan para tratar los casos de amenaza de aborto.

Actividad antipirética

Las hojas de acanto habían sido defendidas en el tratamiento de la fiebre en las prácticas médicas tradicionales de diversas comunidades a nivel mundial. Se encontró en un estudio publicado en 2004 que los extractos acuosos de las hojas fue capaz de reducir la fiebre a dosis mayores de 100 miligramos por kilogramo de peso.

Algunos remedios caseros con Acanto

Para la psoriasis 

Hervir un puñado de hojas de acanto en un litro de agua hasta que llegue al punto de ebullición.  Luego retirar del fuego, dejar refrescar y humedecer un paño con esta infusión y luego aplicar, a modo de compresas, sobre el área afectada. Se cambian 2 o 3 veces al día.

Falta de apetito

Machacar un puñado de hojas de verdes de acanto hasta lograr extraer su jugo y beber una cucharada media hora antes de las comidas.

Inflamaciones de la boca, heridas, llagas y úlceras cutáneas

Hervir  50 gramos de las hojas y las raíces frescas de acanto en media taza de agua por 15 minutos. Dejar reposar otros 15 minutos y luego colar. Para rebajar la inflamación de la boca y garganta se hacen enjuagues con el líquido tibio varias veces. Se procura hacer el último enjuague o gargarismo antes de acostarse por la noche.

Recomendaciones

No hay contraindicaciones que se conozcan, aunque si está embarazada, lo mejor es consultar a su médico.

Fuente: yoamomisalud

Facebook Comments

0