Misión Cristiana lleva comida a familia musulmana hambrienta después de que su hija de 6 años sueña con ‘Profeta Jesús’

En el, el Señor dijo que un camión pronto traería provisiones para su familia hambrienta. Al día siguiente, misioneros llegaron al campo de refugiados, trayendo ayuda física y espiritual.

Misión Cristiana lleva comida a familia musulmana hambrienta después de que su hija de 6 años sueña con 'Profeta Jesús'
Misión Cristiana lleva comida a familia musulmana hambrienta después de que su hija de 6 años sueña con ‘Profeta Jesús’

(miComunidad.com) En un sueño, una refugiada siria de apenas 6 años vio “al profeta Jesús”. En el, el Señor dijo que un camión pronto traería provisiones para su familia hambrienta. Al día siguiente, misioneros llegaron al campo de refugiados, trayendo ayuda física y espiritual.

La pequeña Amira vive en un campamento improvisado en el sur de Turquía. Junto con sus padres y sus tres hermanos, ella terminó forzada a pasar largos períodos sin comida o agua.

La misión cristiana que hace un trabajo con refugiados dice que las familias viven en condiciones deplorables.

Un día, la madre de Amira mendigó en una ciudad cercana hasta conseguir una bolsa de garbanzos, pero no tenían aceite para freír las galletas típicas, de falafel. Esa noche, la niña cuenta que se durmió oyendo a su madre llorar por falta de comida.

A la mañana siguiente, ella despertó contando a todos que había soñado con un camión trayendo bienes para ellos. En este camión, relató, había un hombre con una larga túnica blanca “como el profeta Jesús”, que le avisó que la ayuda estaba en camino.

Más tarde ese día, un camión realmente llegó al campamento. Él pertenece a un ministerio cristiano, que dio a la familia de Amina víveres, incluyendo el aceite que su madre tanto quería.

Agradecido por las provisiones, la matriarca de la familia invitó al misionero y su traductor a su tienda. El padre de la niña, que perdió las dos piernas tras pisar una mina terrestre en Siria, agradeció al cristiano por la comida. Después, sacó debajo de su almohada una copia del Nuevo Testamento para niños que el equipo del ministerio había dado a su hija.

“¿Por qué lo has dado a ella?”, preguntó. El misionero explicó que el amor de Dios los llevó a suministrar alimentos físicos, pero también espirituales. “Cuando encontré esto, estaba a punto de tirarlo, pero pensé que tal vez fuera mejor examinarlo primero”, contó el padre. “¡Es realmente bueno! Decidí leer y esconderlo bajo mi almohada para que nadie más lo viera.

La Christian Aid Mission está confiada en la conversión de todos. “En esa cultura, cuando el padre o la madre lee el Nuevo Testamento y le gusta, toda la familia viene a Cristo. La hija vio a Jesús en su sueño, y el padre está leyendo el Nuevo Testamento; ciertamente Dios está trabajando”, afirmó.

Los misioneros dicen que los campos de refugiados carecen de todo, principalmente comida y agua. “Lo que traemos es muy importante para ellos”, evalúa. El director del ministerio local dijo tener esperanza de que un día, los niños creados en esos campos podrán conocer al Señor.

Fuente: Gospel Herald

Facebook Comments

Noticias Relacionadas