“Marcha para Jesús” y desfile gay abarrotan Sao Paulo


“Marcha para Jesús” y desfile gay abarrotan Sao Paulo (miComunidad.com) En Sao Paulo, Brasil, una de las ciudades más grandes del mundo se desarrolló con poca diferencia de días una “Marcha para Jesús” y el desfile del orgullo LGBT.

El departamento de policía informó que en la “Marcha para Jesús” participaron casi 350.000 personas, pero según los organizadores del evento esta cifra ascendió a los tres millones de asistentes. Los organizadores han descrito la marcha como el “evento más grande de los cristianos en el mundo”.

La primera “Marcha para Jesús” ocurrió en Londres en 1987 y desde entonces se ha celebrado en varios países a nivel mundial. En Brasil, En Brasil, se comenzó a celebrar en 1993. Hoy en día se convierte en el mayor evento de su tipo en el planeta, llegando a reunir a más de dos millones de personas.

Brasil es el mayor país católico del mundo. Sin embargo, el 22 por ciento de los brasileños se identifican como evangélicos hoy en día, por encima del cinco por ciento en 1970, según el Washington Post.

Los cristianos evangélicos son una fuerza cada vez más poderosa políticamente en Brasil, según el Post. Con muchos pastores que trabajan en zonas remotas y en los barrios pobres, tienen una influencia que el gobierno de la corriente principal no lo hace. Así como el presidente interno de Brasil, Michel Temer, un cristiano que ha buscado activamente el apoyo evangélico.

Tres días después del evento evangélico, se celebró la 20ª edición del desfile del orgullo LGBT, con aproximadamente el mismo número de participantes y un clima que refleja lo que sucede en Brasil en ese momento.

Bajo el lema “¡Ley de identidad de género, ya! Todos juntos contra la transfobia” los 17 carros eléctricos transitaban con banderas con la letra T en referencia a los transgéneros, travestis y transexuales. La organización dice que el objetivo del desfile era exigir al Congreso la aprobación de la “Ley de Identidad de Género”.

Uno de los aspectos más destacados en la Avenida Paulista de este año es Viviany Beleboni, el transexual que desfiló crucificado el año pasado.

Después de las diversas controversias en el último año, su fantasía de este año es un reto para los evangélicos: “Mi protesta de este año es en contra de los fundamentalistas que prohíben nuestras leyes. Voy a hablar de religión tan a menudo como sea necesario”, dijo.

Beleboni apareció en el desfile con una mordaza en la boca y una balanza en sus hombros, en uno de los platos puso una Biblia con las palabras “bancada evangélica, retroceso”. Por lo tanto, hace un desafío a todos los cristianos, que ciertamente no creen que el contenido de las Escrituras es un retroceso a la sociedad.

El enfoque del desfile LGBT de este año muestra que los movimientos liberales, especialmente de naturaleza marxista, optaron por definir a los cristianos como sus principales enemigos. Una constante en el gobierno de Dilma, esta asociación es muy clara cuando se mira decenas de pancartas y carteles contra Temer. Ellos piden su salida y protestan porque él recibe apoyo de los diputados cristianos.

Reacciones de diputados

En conversación con el portal Gospel Prime, el diputado evangélico Sóstenes Cavalcante dijo que la Biblia es un símbolo de fe de todos los cristianos del país y por tanto los católicos también son agredidos.

“No hay una guerra contra la población LGBT, nosotros defendemos lo que creemos. Sin embargo, este tipo de provocación es solamente un reconocimiento de que los diputados de Frente Parlamentario Evangélico (FPE) han hecho su trabajo, luchando por los valores cristianos y la familia”.

Para Cavalcante, quien también es pastor, en las próximas elecciones se incrementará el número de diputados evangélicos pues la sociedad está más consciente de lo que sucede en el país.

Ezequiel Teixeira, también pastor y congresista, fue categórico: “Es un disparate. Los LGBT exigen respeto, pero lo contrario no sucede. Sus actos de intolerancia muestran la verdadera naturaleza de este grupo. Para mí esto es intolerancia religiosa”.

El diputado Victorio Galli, otro miembro de la FPE, cree que eso es un ataque a todos los cristianos: “El activismo LGBT habla de homofobia por que se mueren muchos de ellos, pero eso no existe. No hay homofobia en Brasil, en realidad hay una inseguridad generalizada. Estos militantes sueñan con una dictadura de opinión, pero esto no ocurrirá”, finalizó.

Fuente: Mundo Cristiano

Facebook Comments


Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Your email address will not be published.