Los asentamientos no son un obstáculo para la paz: Asesor de Trump

El principal asesor del presidente electo Donald Trump en asuntos de Israel dijo el jueves que el nuevo líder estadounidense no considera que los asentamientos judíos en Cisjordania son un obstáculo para la paz con los palestinos, y predijo que Trump mantendría su promesa de trasladar la embajada estadounidense a Jerusalem, reconociendo la ciudad santa como la capital de Israel.


Los asentamientos no son un obstáculo para la paz: Asesor de Trump(miComunidad.com) El principal asesor del presidente electo Donald Trump en asuntos de Israel dijo el jueves que el nuevo líder estadounidense no considera que los asentamientos judíos en Cisjordania son un obstáculo para la paz con los palestinos, y predijo que Trump mantendría su promesa de trasladar la embajada estadounidense a Jerusalem, reconociendo la ciudad santa como la capital de Israel.

ESTI PELED PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO – Tradicionalmente, los distintos gobiernos estadounidenses han sostenido que los asentamientos israelíes en Cisjordania son ilegales y que su continua presencia y expansión son los principales obstáculos para un acuerdo de paz.

Sin embargo, Jason Greenblatt dijo a la Radio del Ejército, que Trump cree que los israelíes y palestinos deben resolver sus diferencias sin que el mundo les imponga un plan de paz.

“El Sr. Trump no considera que los asentamientos son un obstáculo para la paz. Gaza es la prueba de ello,” señaló Greenblatt, refiriéndose a la retirada unilateral de Israel de la Franja de Gaza en 2005, y la eliminación de todos los asentamientos judíos del enclave costero.

Los cohetes de Gaza continuaron cayendo sobre territorio israelí después de la retirada, y desde entonces, las FDI han lanzado varias campañas militares contra grupos dirigidos por Hamas en Gaza, además de numerosos enfrentamientos fronterizos.

“Ambas partes tendrán que decidir cómo lidiar con esa región, pero de cualquier manera, Trump no considera que la actividad de asentamientos debe condenarse ni que es un obstáculo para la paz, porque no lo es,” agregó. señaló Greenblatt.

“Él piensa que Israel está en una situación muy difícil y necesita defenderse. No impondrá ninguna solución a Israel, piensa que la paz tiene que venir de las partes interesadas.”

Trump, el victorioso candidato republicano “estaría dispuesto a ayudar en lo necesario pero no es su objetivo. El imponer la paz a las partes tampoco debería ser objetivo de nadie,” afirmó Greenblatt.

Varios políticos israelíes de derecha han alabado el ascenso de Trump como una oportunidad para ampliar la construcción de asentamientos. El ministro de Educación Naftali Bennett incluso expresó que su elección significa que Israel podría dejar oficialmente su compromiso con la solución de dos estados.

“La victoria de Trump es una oportunidad para que Israel se retracte inmediatamente de la noción de un Estado palestino en el centro del país, que perjudicaría nuestra seguridad y justa causa,” apuntó Bennett. “Esta es la postura del presidente electo … la era de un Estado palestino ha terminado.”

A principios de este mes, el primer ministro Benjamín Netanyahu dijo que las críticas a los asentamientos judíos en Cisjordania – acumuladas por el presidente saliente Barack Obama a lo largo de su mandato de ocho años – están equivocadas. “Creo que el enfoque que la gente pone en los asentamientos es incorrecto. El conflicto precedió a los asentamientos por medio siglo. Y cuando dejamos Gaza y todos los asentamientos [en 2005], continuaron disparando cohetes contra nosotros,” apuntó.

A pregunta expresa sobre la declaración de Trump de que trasladará la Embajada de los Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalem – hecha por aspirantes anteriores a la presidencia mas no implementada – Greenblatt, un judío ortodoxo, dijo que cree que el presidente electo cumplirá con su promesa.

Durante la campaña, Trump llamó a Jerusalem “la capital eterna” de Israel y aseguró que si es electo trasladará la embajada a la ciudad.

En 1995, el Congreso aprobó una ley ordenando el traslado de la embajada a Jerusalem, pero le concedió al presidente una exención. Desde entonces, cada presidente la ha ejercido rutinariamente, citando intereses de seguridad nacional de Estados Unidos, a pesar de repetidas promesas de campaña. Para Trump, romper con décadas de precedentes pondría a Washington en desacuerdo con casi todos los países miembros de las Naciones Unidas.

“Creo que si lo dice, lo hará. Su política en torno a Israel es diferente que la de cualquier presidente estadounidense, y creo que es un hombre que cumple con su palabra. Trump reconoce la importancia histórica que representa Jerusalem para el pueblo judío, a diferencia de la UNESCO, por ejemplo,” agregó.

El miércoles, la vicecanciller Tzipi Hotovely (Likud) dijo en un comunicado que “desea reiterar el profundo aprecio de Israel por la intención declarada del presidente electo Trump de trasladar la embajada de Estados Unidos a Jerusalem”.

Fuente: The Times of Israel / Stuart Winer
Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Facebook Comments


Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Your email address will not be published.