Iglesia boliviana exige anulación de ley de Identidad de Género

Iglesia boliviana exige anulación de ley de Identidad de Género(miComunidad.com) El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, promulgó la ley de Identidad de Género, una decisión que podría abrir el portillo a la aprobación del matrimonio gay. Tras esto, la Iglesia se manifestó en contra de la iniciativa.

La norma suscita que las personas transexuales y transgénero puedan cambiar el nombre y género en sus documentos de identificación legal.

Por su parte, García Linera aseguró sentirse “contento” de firmar la norma que, según dijo, “a partir de hoy les da vida social” a las personas transgénero y transexuales, informa El Mostrador.

“Ustedes existieron y existirán, pero por primera vez el Estado garantiza su reconocimiento social como personas con derechos, independientemente de su identidad de género”, sostuvo.

Asimismo, reprochó la posición de algunos sectores que se oponen a la aplicación de la ley, como las instituciones religiosas, por lo que aseguró que nadie tiene derecho a juzgar moralmente a quienes decidieron su opción sexual.

“La democracia es tolerancia, la democracia es reconocimiento de la libertad que existe. Es una hipocresía negar su existencia (…) y una persona creyente o no es tolerante y e aceptar es reconocer derechos”, enfatizó.

García recordó las palabras del papa Francisco, que en una entrevista en 2015 mencionó a una persona transexual que “Dios quiere a todos sus hijos, estén como estén y tú eres hijo de Dios y por eso la Iglesia te quiere y acepta como eres”.

“Si el Papa dice eso quiénes somos nosotros para negar, para rechazar el reconocimiento de un hermano, hermana que ha decidido modificar su identidad sexual o su identidad de género. Una religión acepta a sus hijos como son”, reflexionó.

Aseguró que las palabras de Francisco llaman a la humanidad a abrir sus puertas a las personas transgénero, por lo que dijo que el Estado debe garantizar sus derechos.

Sin embargo, la Iglesia Evangélica no se mostró tolerante con la ley. Dos días después de ser promulgada la norma, los creyentes realizaron protestas en la plaza 24 de Septiembre en contra de la decisión de García Linera.

“Señor somos cientos y miles alrededor de Bolivia que estamos diciendo en el nombre de Jesús, estamos de acuerdo que se anule esta ley, que retroceda el mal, que retroceda toda dirigencia diabólica, en el nombre de Jesús”, oró la multitud de creyentes.

Los manifestantes desfilaban por las calles de Santa Cruz de la Sierra, gritando a una sola voz “matrimonio, hombre y mujer” con pancartas alusivas al tema.

La abogada Fátima Oliva, asesora legal de la Asociación Nacional de Evangélicos de Bolivia (ANDEB), dice que les preocupa “profundamente” la aprobación de esta ley.

“Nosotros como Asociación Nacional de Evangélicos de Bolivia realmente nos ha preocupado profundamente al ver que han aprobado esta ley de manera inconsulta, manipulando unos procedimientos naturales y legales que hay en la misma Cámara de diputados. ¿Porqué? Porque primeramente se inició en una Comisión de Derechos Humanos, la delegaron a Derechos de Géneros y esta comisión ha emitido un informe haciendo las observaciones constitucionales, biológicas de esta ley, y ese informe fue rechazado, ni lo tomaron en cuenta. De una manera muy rápida han promulgado esta ley, la cual viene atentado en primer lugar la familia natural, la identidad natural, el matrimonio”, dijo.

El pastor Víctor Palma, presidente de ANDEB, comenta que esta ley indirectamente busca la aprobación del matrimonio gay en el país.

“Esta ley permite a una persona -ya sea hombre o mujer- que no se sienta a gusto con su identidad, cambiarse de nombre, de sexo y de imagen… Al ser esta persona convertida en hombre o en mujer, puede solicitar y exigir, aunque la ley no dice que es para eso, pero como el artículo ya dice entre hombre y mujer van a poder buscar pareja y casarse”, comentó Palma.

La Iglesia continuará firme en oración.

“Por 40 días van a estar 40 iglesias, esperando que sumen otros para orar por nuestro país, por nuestros gobernantes”, indicó Palma.

Nuestro corresponsal en Bolivia, Pedro Salces, conversó con César, un ex homosexual, quien dijo que “esa no es una vida feliz”.

“Es un martirio, un calvario, uno no vive feliz, lo pasan recriminando. Yo antes huía para poder evitar que me pegaran. Pero gracias a Dios, Él me puso una persona en los caminos del Señor, que me habló de su Palabra y mi vida cambió. Conocí a Cristo y ahora vivo feliz, tranquilo, nadie me humilla, nadie me recrimina, ahora me respetan”, comentó.

Por su parte, la Ministra de Justicia, Virginia Velasco, explicó que la norma va acorde con lo que menciona la Constitución Política del Estado (CPE), que reconoce los derechos de todos los bolivianos y además resalta la plurinacionalidad y diversidad de su gente.

Fuente: MundoCristiano.tv

Facebook Comments

Noticias Relacionadas