Goethe-Institut Porto Alegre ha recibido mensajes de odio proyecto “Pixo / Grafite – realidades paralelas”

Imagen de Jesucristo decapitado genera revuelta en Brasil

Spread the love

Goethe-Institut Porto Alegre ha recibido mensajes de odio proyecto "Pixo / Grafite - realidades paralelas"
Goethe-Institut Porto Alegre ha recibido mensajes de odio proyecto “Pixo / Grafite – realidades paralelas”. Foto: Reprodução/Laymert dos Santos

(miComunidad.com) PORTO ALEGRE, BRASIL.- Goethe-Institut Porto Alegre ha recibido mensajes de odio referentes al proyecto “Pixo / Grafite – realidades paralelas”. Imagen de Jesucristo decapitado genera revuelta en Brasil. Está en exhibición en el renombrado Instituto Goethe, de Porto Alegre, la exposición de arte “Pixo / Grafito: Realidades Paralelas”. Entre las obras firmadas por Rafael Augustaitiz y Amaro Abreu, una de ellas está causando gran polémica.

De acuerdo con el sitio de Goethe, el propósito del evento es “cara a cara expuesta trabajos que se basan en diferentes concepciones del modo de intervención en el espacio urbano y arquitectónico”.

El curador de la exposición, Laymert García dos Santos, dice que “Bajo la óptica del apocalipsis, del 666, señal de la Bestia, el pentagrama de punta-cabeza, se busca instaurar la metrópoli del mal, en respuesta a la banalidad de la injusticia y la desigualdades establecidas.

Además del pentagrama, visto en cuadro en el interior del Instituto, en el muro exterior hay una pintura representando a Jesucristo con la cabeza decapitada sobre una bandeja. Para muchos residentes de la ciudad y personas que tomaron conocimiento de la imagen por internet, se trata de blasfemia con nombre de “arte”.

Algunos comentarios en la página del Instituto Goethe, llaman la exposición de “satanismo”.

En el perfil del autor, hay varias imágenes, de hecho, que aluden al satanismo. En uno de los textos, Rafael dice: “Yo soy el ángel del infierno que llegó para buscarle”.

La respuesta de Goethe fue una nota donde reclama “mensajes de odio”, debido a la imagen de Jesús decapitado, afirmando que “en ningún momento fue la intención del proyecto del Instituto ofender sentimientos religiosos. Respetamos todas las creencias, manifestaciones y libertad de expresión”. Como ese “respeto” no se traduce en acciones concretas, la exposición continuará siendo realizada en el local.

Fuente: Goethe y Nota

Facebook Comments

Spread the love