Estrella de Belén fue en realidad alineación planetaria

El profesor de Astrofísica investigó el asunto más de 10 años


Estrella de Belén fue en realidad alineación planetaria(miComunidad.com) De acuerdo con el Nuevo Testamento, los magos de Oriente acudieron a visitar al rey que nació después de detectar en el cielo una estrella brillante rara. Conocida como la Estrella de Belén, ella apareció en el cielo e indicó dónde estaba el recién nacido Jesús.

Sin embargo, después de más de 10 años de estudio, Grant Mathews, profesor de Astrofísica Teórica y Cosmología en el Departamento de Física de la Universidad de Notre Dame, cree que lo que fue descrito como la Estrella de Belén era en realidad una rara alineación planetaria.

El profesor no quiere decir que la Biblia está errada, sólo que la percepción de la gente que describe el evento, es diferente de lo que realmente sucedió en el cielo. Una nueva investigación, muestra cómo está implicado el Sol, la Luna, los planetas Júpiter y Saturno, más allá de la constelación de Aries.

Se analizaron los registros históricos, bíblicos y astronómicos – que no tienen nada que ver con la astrología – para constatar que en el año 6 a.C. efectivamente se produjo una rara formación planetaria.

“Los astrónomos e historiadores y teólogos reflexionaron sobre la cuestión de la llamada ‘Estrella de Navidad’.

Se preguntaban dónde y cuando apareció; como lo que realmente era y por qué, entre los miles de millones de estrellas en el cielo, y porqué habría brillado intensamente ese día”, subraya Mathews en un comunicado. “Utilizamos la astrofísica moderna para tratar de explicar uno de los mayores eventos astronómicos de la historia”, explica.

El hecho es que él fue capaz de demostrar que esto ocurrió en el año seis antes de Cristo, esto sólo fortalece la narración bíblica, como la fecha que está dentro del período que los teólogos creen que fue el nacimiento de Jesús. La fecha está claro por qué el calendario adoptado en la Edad Media se basa en una perspectiva que ahora se considera errónea.

Durante esta alineación particular, explica Mathews, el Sol, la Luna, Júpiter y Saturno estaban en la constelación de Aries. Ese año, el Sol fue a través de la constelación alrededor de 20 de marzo. Fue el Equinoccio vernal, que marca el comienzo de la primavera en el hemisferio norte, cuando el día y la noche tienen la misma duración.

De acuerdo con las antiguas tradiciones del pueblo judío, cada elemento del cielo tiene un simbolismo. Para los magos, la presencia de Júpiter y la Luna significó el nacimiento de un rey con un destino especial, el Mesías. Saturno sobre Aries durante el Equinoccio era el símbolo de la vida.

La alineación se produjo en Aries, símbolo de la tierra de Israel, por eso ellos fueron a su capital, Jerusalén. “Los magos habían visto la luz en el Este y reconocido que simbolizaba un nacimiento real en Judea”, señaló Matthews, que está trabajando en un libro el cual desmenuzará todos estos años de estudio sobre el tema.

Según el astrónomo que hizo varias simulaciones, esta alineación es un evento extremadamente raro y sólo se podrá ver otra vez en miles de años. Incluso si lo hubiera, el equinoccio vernal no sería en Aries. Según sus cálculos, que ascienden a 500.000 años en el futuro, el investigador confirma que ninguna alineación como la Estrella de Belén se pudo encontrar, lo que hace que sea un evento único.

Otros astrónomos y estudiosos han propuesto teorías sobre el fenómeno en el pasado. Ellos dijeron que sería un cometa, la unión de dos planetas brillando, un meteoro o el paso de la Luna delante de Júpiter. La mayoría de estas explicaciones no estaban de acuerdo con la percepción del antiguo Oriente Medio, donde, por ejemplo, el cometa era un símbolo de aprensión, más relacionado con la muerte de un rey que con el nacimiento de uno.

Fuente: NoticiaCristiana

Facebook Comments


Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Your email address will not be published.