Cristianos están desapareciendo en Oriente Medio a velocidad récord

El terrorismo islámico pretende acabar con el cristianismo en la región

Cristianos están desapareciendo en Oriente Medio a velocidad récord(miComunidad.com) MASSACHUSETTS, EE.UU.-En 2025, los cristianos serán sólo el 3% de la población de Oriente Medio. En 2010 eran el 4,2%, denuncia Todd Johnson, director del Centro para el Estudio del Cristianismo Global del Seminario Teológico Gordon-Conwell, en Massachusetts, Estados Unidos. Un siglo antes, en 1910, eran el 13,6%. El declive acelerado sólo se compara con los números durante la expansión del islamismo en el siglo 7 y 8.

En la actualidad, insiste Johnson, los cristianos están siendo perseguidos no sólo por el Estado Islámico, que perdió considerablemente la fuerza en la región, sino por grupos que reciben apoyo de EEUU y de Europa por ser “moderados” y que se oponen al extremismo.

El norte de África es el destino de muchos jihadistas que huyeron de ataques de la coalición de países occidentales y de Rusia. La reciente ola de atentados y asesinatos de cristianos en Egipto muestra que el ideal de los defensores de esa “guerra santa” permanece viva.

El grupo de personas que más se enfrenta a la persecución y el prejuicio religioso en todo el mundo son los cristianos.

Aunque la mayoría de los gobiernos se niega a denunciar esto en las Naciones Unidas, la mayor causa de ese baño de sangre constante son los islámicos.

Raymond Ibrahim, un experto en Oriente Medio, expone los detalles. Recuerda que en el pasado la región tenía grandes concentraciones de judíos, que acabaron huyendo para no ser asesinados. La persecución islámica está directamente ligada a lo que Mahoma enseñaba a sus seguidores desde el principio.

El éxodo de cristianos dejará a Oriente Medio totalmente dominado por el islam, cuyos grupos rivales ya se enfrentan para intentar ejercer el dominio. La tendencia es el radicalismo en la región va a aumentar. Los conflictos entre musulmanes sunitas y chiíes se producen en diversos puntos del mundo árabe y la tendencia es empeorar, hasta que uno de ellos salga vencedor.

La desaparición de las minorías [cristianos, yazidis, judíos] prepara el escenario para que los grupos más radicales dominen la sociedad“, analiza Johnson. “Minorías religiosas, hasta ahora, tenían un efecto moderador”.

Ahmed Abu Zeid, portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores de Egipto, negó que el gobierno discrimine a los cristianos y dice que el gobierno está haciendo todo lo que puede para combatir el terror. Pero los números cuentan una historia diferente. El presidente Abdel Fattah Al Sisi decretó un estado de emergencia justamente porque no puede impedir que los jihadistas continúen matando.

Los activistas cristianos en Egipto denuncian que, además, los cristianos han sido excluidos de algunos empleos del gobierno, y las nuevas leyes hacen prácticamente imposible construir o restaurar una iglesia.

Desde 2011, la “primavera árabe” que se conmemoró en Occidente, resultó ser el “invierno cristiano”. Lo que comenzó como revoluciones que prometían cambiar el Oriente Medio, terminó con la multiplicación de conflictos religiosos, guerra civil y la explosión de grupos extremistas islámicos.

Después del 11 de septiembre de 2001 el mundo pasó a prestar más atención en ellos, aunque históricamente siempre existieron en el contexto islámico. De hecho, lo que el occidente llama “terrorista” muchos líderes musulmanes llaman un “buen fiel”.

La guerra civil en Siria, iniciada en 2011, resultó en la muerte o fuga de cerca de la mitad de la población cristiana del país – 2,5 millones. Los líderes de la iglesia cristiana en Irak dicen que sólo un quinto de los cristianos del país permanece en el país–. Ellos eran cerca de 1,5 millones en 2003. Por ejemplo, la ciudad de Mosul, por primera vez en casi dos milenios no tiene una población cristiana identificable.

Al principio, los cristianos que huían de las guerras escapaban a los países vecinos, como el Líbano y Turquía, pero eso despertó la furia de los islámicos de esas naciones, que no desean más cristianos por allí y también han aumentado la persecución. Aquellos refugiados que pensaban estar a salvo en Europa, no tardaron mucho en descubrir que seguían odiados por los musulmanes que también huyeron de sus países.

El obispo anglicano Andrew White, que dedicó su camino al trabajo en Irak, anunció recientemente: “La hora ha llegado, la historia del cristianismo en Irak ha terminado. En breve, no habrá cristianos. Algunos dicen que los cristianos deberían permanecer para mantener su presencia histórica, pero eso se ha vuelto muy difícil. Todos los cristianos que huyeron del Estado Islámico en Oriente Medio, dicen lo mismo: no hay cómo volver. Ya han sufrido demasiado“.

El escenario es el mismo en casi todo el Oriente Medio y, para los expertos, con la consolidación del extremismo islámico, Israel se convertirá en su próximo objetivo, según información publicada por The Wall Street Journal.

Fuente: NoticiaCristiana

Facebook Comments

Noticias Relacionadas