10 Remedios Caseros para el Dolor de Garganta

Cuando decimos dolor de garganta nos referimos a aquel malestar que también incluye picazón en la garganta e irritación.

0

10 Remedios Caseros para el Dolor de Garganta(miComunidad.com) Un dolor de garganta puede convertir algo tan sencillo como tragar en una leve pesadilla. Esta condición tiene muchas causas que incluyen la acción de virus y bacterias. También puede ser producido por dormir con la boca abierta, respirar por la boca, las alergias o respirar aire contaminado.

A continuación te presentamos 10 remedios caseros que te ayudarán a aliviar ese malestar en tu garganta.

Aquí están los 10 mejores remedios caseros para el dolor de garganta

Gárgaras de agua  con sal

Este remedio es bastante conocido porque es fácil de preparar y además funciona. El agua con sal ayuda a bajar la inflamación y a eliminar la flema que se haya acumulado en tu garganta. Solamente necesitas un vaso con agua tibia y media cucharadita de sal de mesa. Mezcla bien hasta que toda la sal se haya diluido. Luego haz gárgaras hasta que se termine la solución. Repite esto 3 veces durante el día.

Vinagre de manzana

Las propiedades antibacteriales de este líquido lo convierten en una excelente opción para aliviar el dolor de garganta. Para preparar la solución para gárgaras, necesitarás vinagre de manzana, sal y agua tibia. Agrega una cucharada de vinagre de manzana y una cucharadita de sal en un vaso con agua tibia. Haz gárgaras con esto varias veces al día.

Otra opción consiste en agregar una cucharada de vinagre de manzana a un vaso con agua tibia. Luego agrega una cucharadita de miel y una cucharadita de limón y revuélvelo bien. Toma sorbos pequeños de este líquido. Hazlo varias veces al día.

El vinagre de manzana es una maravilla.

Masticar Ajo

El ajo es un remedio natural que puede eliminar rápidamente el malestar en la garganta. Esto se debe a un componente poderoso que contiene llamado alicina. La alicina mata bacterias y lucha contra los gérmenes que producen la irritación y el dolor. Lo único que necesitas es un diente de ajo partido por la mitad. Pon una mitad de ajo en cada cachete y chupa como si fuera un caramelo. Cada cierto tiempo, muerde ligeramente el ajo, pero sin partirlo, para que salga la alicina. Haz esto una vez al día pero definitivamente no salgas de tu casa con el ajo en tu boca.

Raíz de regaliz

El regaliz es una planta cuya raíz tiene un sabor agradable. Es utilizado en productos para mejorar el aliento, también en golosinas y bebidas. Este remedio se ha vuelto muy popular en los últimos años porque se ha comprobado que alivia el malestar en la garganta y la tos.  Puedes conseguir este remedio en forma de raíz seca, tiras secas o en polvo. Diluye una cucharada de raíz de regaliz en polvo en un vaso con agua tibia. Haz gárgaras con esta solución varias veces al día.

Si no logras conseguirlo en polvo, prepara una infusión. Deja hervir una taza de agua y remueve del fuego. Agrega una raíz seca y cubre el recipiente. Cuando esté a una temperatura tolerable, haz gárgaras.

Vapor de agua

El vapor puede aliviar el malestar en la garganta que es causado por la resequedad. Necesitarás un recipiente grande, agua, una toalla, aceite u hojas de eucalipto. Llena el recipiente hasta la mitad con agua hirviendo. Agrega las hojas o una gotas de aceite de eucalipto. Ubica tu cara sobre el recipiente y cubre tanto tu cabeza como el recipiente con la toalla. Asegúrate  de que el vapor no te queme la cara. Simplemente respira profundo por varios minutos. Nunca hagas esto sobre la estufa o fuego.

Canela

Aparte de tener un aroma delicioso, la canela ayuda a aliviar el dolor de garganta. Para preparar este remedio vas a necesitar una cucharadita de canela en polvo, una cucharadita de pimienta negra y un vaso con agua tibia. Revuelve bien todo y haz gárgaras tres veces al día.

También puedes agregar unas gotas de aceite de canela a una cucharadita de miel orgánica.  Come esto dos veces al día.

Miel de abeja

Ya te hemos dicho que la miel posee propiedades antibacteriales. Simplemente agrega una o dos cucharadas de miel a un vaso con agua caliente. Toma esto varias veces al día y pronto sentirás alivio del dolor. Tambien puedes tomar la miel a cucharadas.

Clavos de olor

Ya no se usan tanto como remedio, más bien en la cocina. Sin embargo los clavos de olor siguen siendo excelentes para el dolor. Contienen una sustancia llamada eugenol que elimina el dolor y también tiene propiedades antibacteriales. Lo único que necesitas son algunos clavos de olor. Simplemente mete uno o dos en tu boca y suavízalos con tu saliva. Luego mastícalos como si fueran goma de mascar. Si quieres puedes tragarlo después de masticarlo. O si prefieres, puedes escupirlo. Funciona de ambas formas.

Polvo de cúrcuma

Esta raíz tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias impresionantes. Para preparar algunos remedios con esta planta milagrosa vas a necesitar polvo de cúrcuma, agua tibia, leche tibia, pimienta negra y sal.

Mezcla un cuarto de cucharadita de polvo de cúrcuma en un vaso con agua tibia. Tómalo lentamente antes del desayuno. Haz esto una vez al día por cuatro días.Agrega una cucharadita de polvo de cúrcuma y una cucharadita de pimienta negra a un vaso con leche tibia. Toma esto antes de acostarte en la noche.Para hacer gárgaras, puedes mezclar media cucharadita de polvo de cúrcuma y media cucharadita de sal en un vaso con agua tibia. Usa esto todos los días.

Té de manzanilla

El té de manzanilla es muy conocido por su capacidad para relajar los músculos. Pero además de eso, también alivia el dolor y es un antibacterial natural. Vas a necesitar una bolsita de té de manzanilla y agua caliente. Pon la bolsita dentro de la taza y agrégale el agua caliente. Cúbrelo y déjalo por 10 minutos. Después puedes agregarle un poquito de miel y limón y tomártelo las veces que quieras.

10 Remedios naturales para la garganta irritada – Como aliviar el dolor de garganta.

¿Tu dolor podría deberse al reflujo ácido?

Los científicos han comprobado que el reflujo ácido sí puede provocar dolor de garganta especialmente cuando te levantas en la mañana o después de haber estado acostado por un periodo prolongado de tiempo. Esto sucede porque algunas partículas de comida mezcladas con ácido gástrico son empujadas hacia el esófago. Algunas veces llegan hasta la garganta y la boca.Puedes prevenir esto comiendo mucho antes de acostarte. También, evita comidas grasosas o ácidas. De igual manera ayuda si dejas de fumar, eliminas las bebidas alcohólicas y disminuyes el consumo de cafeína y bebidas carbonatadas

Pues ahí los tienes. Estos diez remedios son fáciles de preparar y funcionan. Recuerda que por ser naturales, debes esperar un tiempo prudente antes de ver resultados. Así que no te desesperes si nada ocurre un minuto después de probarlo.  Además, cada organismo es diferente y lo que alivia a una persona puede no aliviar a otra. Por eso siempre es importante buscar el remedio que funciona para ti.

Facebook Comments

0